Hacienda

Renta 2021: Seis deducciones de la declaración del IRPF 2020 que no hay que olvidar

Delegación de Hacienda

Delegación de Hacienda

Se lee en minutos
El Periódico

A la hora de confeccionar la declaración de la renta es importante conocer todas las deducciones a las que se puede tener derecho para evitar pagar de más cuando se presente. Entre las más importantes, se encuentran los planes de pensiones, las donaciones o las que cada comunidad autónoma aplica.

Deducción por aportación a planes de pensiones

Para beneficiarse de las ventajas fiscales de un plan de pensiones es importante tener en cuenta que en la renta se imputan como rendimientos de trabajo y que las aportaciones que se realizan disminuyen la base imponible cuando se hace la declaración.

Por ejemplo, una persona que invierta el máximo permitido de 8000 € al año en su plan de pensiones, será como si hubiese ganado 8000 € menos, y se ahorrará los impuestos correspondientes a esa cantidad. Es decir, si el contribuyente tiene un salario de 35.000 euros anuales y aporta 8.000 euros a su plan de jubilación, la cantidad total que tendrá que declarar será 27.000 euros.

Para la declaración de la renta 2020 el tope máximo permitido que se puede desgravar es 8.000 euros, una cantidad máxima que bajará hasta los 2.000 euros para planes de pensiones individuales en las cuentas del próximo ejercicio.

Desgravar la hipoteca de una vivienda

Para poder deducirse este gasto, es necesario cumplir con una serie de requisitos. El principal es que solo pueden desgravarse el crédito hipotecario los propietarios de viviendas que firmaron su hipoteca antes del 1 de enero de 2013 y que, además, hayan aplicado esta desgravación en rentas previas a dicho año. Si cumplen con este requisito, se pueden desgravar hasta un máximo de un 15% de lo que hayan pagado durante 2020 sobre una base máxima de 9.040 euros.

La Agencia Tributaria permite también desgravarse productos asociados a la hipoteca como los seguros de vivienda, amortizaciones anticipadas, gastos de constitución, etc.

Aportaciones y cuotas a partidos políticos, sindicatos y colegios profesionales

Las personas que durante 2020 hayan aportado dinero a partidos políticos, sindicatos y colegios profesionales también pueden desgravarse la cantidad abonada.

El porcentaje a deducirse es del 20% para las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores hasta un máximo de 600 euros anuales. En el caso de cuotas a sindicatos, el porcentaje que se puede desgravar es del 20 y el 35% sin límite en la cantidad a deducir.

Por último, las cuotas satisfechas a colegios profesionales pueden desgravarse hasta un máximo de 500 euros. En este caso, la colegiación tiene que ser obligatoria para poder desempeñar la profesión.

Donaciones a entidades no lucrativas

Si el contribuyente colabora con alguna fundación o entidad mediante donaciones económicas a través de cuotas mensuales, trimestrales o anuales, se puede desgravar hasta un 80% de los primeros 150 euros y un 35% sobre lo que exceda de esta cantidad.

Si se colabora con alguna asociación, entidad o fundación a través de donaciones económicas, mediante cuota mensual, trimestral o anual, se puede deducir hasta un 80% de los primeros 150 euros y un 35% sobre lo que exceda de dicha cantidad.

Deducción por alquiler de vivienda

La deducción estatal por alquiler solo se puede seguir aplicando para contratos firmados antes del 2015. En muchas comunidades siguen vigentes deducciones autonómicas.

En la deducción estatal, la persona que ha arrendado el piso y figura en el contrato puede desgravase un 10,05 % del alquiler que paga sobre una base máxima de 9040 € anuales.

Noticias relacionadas

Deducciones autonómicas

Cada comunidad autónoma aplica sus propias deducciones y, por tanto, conviene informarse bien de los beneficios fiscales en la región en la que se vive. Algunos conceptos habituales que se pueden desgravar son los gastos por material escolar, por aprender otros idiomas, ayuda doméstica, adopción de hijos, cuidado de personas dependientes o inversiones realizadas en la vivienda, entre otros.