campaña de renta 2020

Los ertes elevan el número de declarantes del IRPF a 21,5 millones

Dos tercios del total tendrá derecho a devolución, pero el mayor aumento (+5,7%) se produce en las rentas con resultado a pagar, a una media de 2.177 euros (+2%)

Hacienda estima que quienes deberán declarar por haber estado en un expediente temporal de empleo y en ejercicios no tenían que hacerlo superará los 300.000

La Agencia Tributaria emitirá avisos a 400.000 titulares de alquileres, a 961.000 con rentas en otros países y 14.800 con criptomonedas para recordarles la obligación de tributar  

Comienza la campaña de la renta 2020. En la foto, Jesús Gascón, director general de la Agencia Tributaria.  / EFE / CHEMA MOYA / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Hacienda espera esta campaña dela renta que comienza hoy para la presentación por internet un total de 21,5 millones de declaraciones, el 2,1% más que en la anterior en el que se tramitaron 21,1 millones. Dos tercios del total (14,3 millones) serán con derecho a devolución, a razón de 757,64 euros de media, el 1% y el 3% menos, respectivamente. Crecen un 5,7% las declaraciones con resultado a pagar, con 5,9 millones de declaraciones, a razón de 2.177,18 euros de media, de los que una parte serán afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ertes), que en ejercicios no estaban obligados a declarar y este año deberán hacerlo al tener dos pagadores, uno de ellos el SEPE. Y además muchos de ellos tendrán que pagar al haber sufrido una menor retención por sus ingresos y por ello el fisco ha publicado una orden que les permite fraccionar el pago en seis meses, de julio a diciembre, sin intereses.

Hacienda estima que son más de 300.000 quienes antes no tenían que declarar y en esta ocasión tendrán que hacerlo al bajar el umbral general que libera de presentarla de los 22.000 euros anuales por rendimientos del trabajo 14.000 cuando el importe percibido del segundo y demás pagadores supera los 1.500 euros. El pico máximo de afectados por erte se produjo en abril pasado con unos 3,5 millones, si bien muchos de ellos probablement no tendrán tampoco ni que declarar, según el fisco. También ve verán afectados los perceptores del ingreso mínimo vital que, pese a ser una renta exenta, deben presentar declaración.

El director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, ha presentado la campaña de la renta y patrimonio 2020 y ha explicado que el alza de las rentas positivas está relacionado con la incorporación de los afectados por ertes, aunque ha incluido otros factores como el menor peso de las deducciones y mayor de las rentas negativas y el incremento de los rendimientos el trabajo y reducción de los procedentes del capital mobiliario e inmobiliario. En total la campaña se saldará con 2.119 millones de euros, fruto de 12.976 millones en devoluciones y 10.857 millones de las declaraciones con resultado a pagar. Las cifras revelan una vez más que el grueso de la recaudación se concentra en las retenciones, ha destacado Gascón.

Antes de comenzar la campaña, más de un millón de contribuyentes han consultado ya sus datos fiscales, a los que se puede acceder desde el pasado 24 de marzo. A media mañana de hoy ya se han presentado más de 400.000 declaraciones, ha explicado. La Agencia Tributaria prevé emitir avisos en el que se recuerda la obligación de tributar a un total de 400.000 contribuyentes titulares de alquileres, a 961.000 por rentas obtenidas en otros países y 14.800 por uso de criptomonedas. También se incluyen avisos a perceptores de ertes por posibles cobros indebidos, es decir, casos en los que el SEPE pagó de más, así como a los beneficiarios del ingreso mínimo vital, cuya renta está exenta pero hay que declarar, e información para el cálculo de amortización de los inmuebles. Todo ello se incorpora a Renta Web, que permite elaborar la declaración de la renta en tiempo real.

En el caso de los ertes se pueden producir dos efectos: que el afectado tenga que declarar e incluso pagar después de no tener que hacerlo en los ejercicios anteriores o que haya percibido ingresos indebidos. Si el afectado por un ingreso indebido desconoce el importe a reintegrar al SEPE, puede sperar a hacer la declaración a conocerlo o presentarla y posteriormente pedir una rectificación a Hacienda para recibir en su momento lo tributado de más. En Catalunya, el Govern aprobó una deducción a su cargo para evitar que los afectados por ertes se vean discriminados por ser el tipo mínimo en la comunidad más elevado que en el resto de territorios y resultar el 21,5% al sumar el tramo estatal, en vez del 19% de la mayoría y el gravamen que se aplica en la tabla de retenciones.

Además de este miércoles, otras fechas importante de la campaña son el 6 de mayo, día a partir del que se empiezan a hacer declaraciones de la renta por teléfono, para las que se puede pedir cita desde el 4 de mayo hasta el 29 de junio; y a partir del 2 de junio en oficinas de Hacienda y otras entidades colaboradoras con cita previa, que se podrá pedir del 27 de mayo haga el 29 de junio. La campaña finaliza el 30 de junio, a no ser que la declaración sea con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta y entonces el límite es el 25 de junio.

Además de a los perceptores de ertes y del ingreso mínimo vital, la Agencia Tributaria refuerza la ayuda y las facilidades a través de Renta Web a autónomos que se beneficiaron el año pasado de ayudas a los sectores afectados por la crisis u otras incidencias relacionadas con la misma, arrendadores e inversores.

Te puede interesar

A su vez, como se anticipó en las directrices de control de la Agencia Tributaria para 2021, en esta campaña se contará con una nueva herramienta que facilitará a los contribuyentes evitar "errores recurrentes" en la declaración, y con ello "una posterior regularización por parte de la administración". Se utilizan técnicas de aprendizaje automático a partir de regularizaciones de años anteriores.

Por su parte, está previsto que las declaraciones por el impuesto del patrimonio sean 218.596, con un alza del 1,1% y 1.239 millones de euros, el 1% más. Catalunya es la comunidad con mayor peso en este tributo, ya que en Madrid no se exige.