Consejo de Ministros

El Gobierno autoriza licitar por 14,5 millones la electrificación de la terminal de cruceros de MSC del Port de Barcelona

La infraestructura del muelle Adossat constituye el primer paso dentro del proyecto 'Nexigen' para las principales instalaciones del puerto

Nuevo paso del Port de Barcelona para avanzar en la electrificación de los muelles

Varios cruceros de la empresa MSC atracados en Barcelona.

Varios cruceros de la empresa MSC atracados en Barcelona. / JORDI COTRINA

Sara Ledo

Sara Ledo

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Consejo de Ministros prevé autorizar este martes la licitación de un contrato por unos 14,5 millones de euros para la redacción, ejecución y prestación del servicio y mantenimiento para la electrificación que permita el suministro eléctrico a cruceros en la nueva terminal de la compañía MSC en el Port de Barcelona, en el muelle Adossat.

El sistema permitirá suministrar electricidad a los cruceros que estén amarrados y así podrán parar sus motores y reducir las emisiones de carbono y los ruidos. El procedimiento para la licitación de esta instalación -que incluye una línea de media tensión conectada a una subestación de conversión eléctrica tipo 'onshore power supply' (OPS)- fue iniciado por la propia Autoridad del Port de Barcelona el pasado mes de enero, dentro del proyecto 'Nexigen' para electrificar los principales muelles del puerto. Ahora, a propuesta del ministro de Transportes, Óscar Puente, el Consejo de Ministros prevé dar su visto bueno a la licitación este martes, según ha podido saber EL PERIÓDICO. Según lo aprobado en enero por la Autoridad del Port de Barcelona, se prevé que, una vez adjudicado, el OPS esté operativo en dos años, iniciando el suministro eléctrico a cruceros en 2026.

El proyecto 'Nexigen' puesto en marcha por el Port de Barcelona, de titularidad estatal, prevé una inversión global de 110 millones de euros para el conjunto de sus instalaciones. La electrificación del muelle Adossat (14,5 millones), que corresponde a la terminal de MSC, constituye el primer paso. El proyecto 'Nexigen' busca contribuir a alcanzar los objetivos de reducción de carbono fijados por el reglamento europeo para descarbonizar el sector marítimo, conocido como norma 'FuelEU', para los buques.