Energía

España y Francia se reparten a partes iguales el accionariado inicial de futuro hidroducto BarMar

Los líderes de los gestores de la red de transporte de España (Enagás), Francia (GRTgaz y Teréga) y Alemania (OGE) firman en Madrid el acuerdo para el desarrollo conjunto de la interconexión

Competencia alerta de posibles sobreinversiones en el hidroducto BarMar por la incertidumbre sobre la demanda

Así es el proyecto de hidroducto que quiere unir España y Francia

Los representantes de los gestores de la red de transporte de España (Enagás), Francia (GRTgaz y Teréga), Portugal (REN) y Alemania (OGE).

Los representantes de los gestores de la red de transporte de España (Enagás), Francia (GRTgaz y Teréga), Portugal (REN) y Alemania (OGE).

Sara Ledo

Sara Ledo

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

España y Francia se reparten a partes iguales el accionariado inicial de futuro hidroducto submarino que unirá Barcelona con Marsella, conocido como BarMar. El gestor de la red de transporte gasista española, Enagás, será el propietario en un 50% de la primera fase de la interconexión; mientras que los operadores franceses, GRTGaz y Teréga, tendrán una participación del 33,3% y el 16,7%, respectivamente, según el acuerdo de desarrollo conjunto firmado este martes en Madrid por los tres socios promotores, al que se ha sumado también el gestor de la red de transporte de Alemania (OGE) como "operador asociado".

Según un comunicado emitido por Enagás, el acuerdo especifica las condiciones por las que las partes desarrollarán, de manera conjunta, los estudios de viabilidad necesarios relativos a BarMar, y fija las condiciones mínimas preliminares para la Decisión Final de Inversión (FID), así como los principios fundamentales para el establecimiento de una Entidad de Propósito Especial (SPV) y la definición de su gobernanza.

Además, durante la jornada, Enagás y su homólogo portugués (REN) han firmado también un acuerdo adicional al Memorando de Entendimiento en vigor, con la finalidad de "desarrollar y financiar conjuntamente los estudios correspondientes para el desarrollo del proyecto" de interconexión de hidrógeno renovable entre Portugal y España, que unirá Celorico da Beira y Zamora (CelZa).

Estas dos interconexiones forman parte del denominado proyecto H2med, que prevé conectar las redes de hidrógeno de la Península Ibérica con las de Francia, Alemania y el noroeste de Europa, al tiempo que sirve para conectar las distintas áreas industriales entre Francia y España. El objetivo será transportar unos 2 millones de toneladas de hidrógeno verde a partir de 2030, lo que supondría el 10% de la demanda total del continente en esa fecha.

Construcción a partir de 2026

La unión submarina entre Barcelona y Marsella tendrá un coste aproximado de 2.500 millones de euros, a lo que se suma el tramo con Portugal con un coste de 350 millones de euros. El operador español desveló a principios de este año que el coste de la parte que corresponde a 'suelo' español de ambas interconexiones asciende a un total de 1.000 millones de euros, sin desvelar cómo se financiará. La intención es captar parte de ayudas europeas.

El 28 noviembre de 2023, la Comisión Europea incluyó este corredor en la lista de 166 proyectos estratégicos de la UE en el sector energético que podrán recibir en el futuro financiación europea y el 8 de abril de 2024 la lista se publicó oficialmente en el Diario Oficial de la Unión Europea. A partir de entonces, el proyecto podría solicitar financiación del fondo Connecting Europe Facility. Enagás prevé tomar la decisión definitiva de financiación en 2025 y comenzar la construcción en 2026, según relató el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo Aizpiri, en la presentación de resultados trimestrales el pasado octubre.