Ayudas

Buenas noticias para los trabajadores que ganen menos de 18.900 euros anuales: el regalo del Gobierno de 480 a 570 euros si están en esta lista

Estos son los beneficiarios de la nueva reforma del subsidio por desempleo

Si te llega esta carta del SEPE, no son buenas noticias: lo que podría pasarte

¿Cuándo se cobra el paro en junio 2024?

Yolanda Díaz en una imagen durante la campaña electoral.

Yolanda Díaz en una imagen durante la campaña electoral. / Arsenio Zurita

Manuel Riu

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La reforma del subsidio por desempleo elevará el coste hasta los 4.766 millones de euros y beneficiará a 1.770 personas menos en su primer año de aplicación, según consta en la memoria económica del decreto ley, a la que ha tenido acceso Europa Press.

La cifra de los 4.766 millones supone un incremento de 79 millones con respecto al sistema anterior. En términos mensuales, la reforma supone un coste para el Estado de 397,15 millones de euros, lo que supone 6,6 millones más con respecto al diseño anterior de los subsidios.

En lo que respecta a las personas beneficiarias del conjunto de los subsidios, el Gobierno estima que pasará de 816.921 a 815.151 en el primer año de aplicación, a 777.553 en el tercer año y a 779.131 en el quinto año.

Para los cálculos, el Gobierno ha tomado como referencia la situación actual de los datos de media mensual en 2023, cuando el gasto de subsidios, del Subsidio Extraordinario por Desempleo (SED) y la Renta Activa de Inserción (RAI) ascendió a 390,5 millones de euros al mes.

Nuevos subsidios

Con la reforma se suprimen la RAI, el SED y los subsidios de liberados de prisión y revisión de invalidez, pero se incluye un nuevo subsidio para menores de 45 años sin responsabilidades familiares que han agotado al menos 12 meses de prestación contributiva y otro para víctimas de violencia de género o sexual.

También se elimina la discriminación por edad en la duración del subsidio por agotamiento de prestación contributiva y se modifica la cuantía del resto subsidios, excepto el de mayores de 52 años. Así, el subsidio pasa a ser el 95% del IPREM en los seis primeros meses, del 90% en los seis meses siguientes y del 80% en el resto de meses. Eso sí, estas reglas aplicarán "únicamente a las nuevas incorporaciones".

"El gasto estimado será de 397,15 millones de euros mensuales, lo que supone un aumento de 6,6 millones euros al mes y 79 millones de mayor gasto el primer año", dice el Ejecutivo en la memoria del impacto presupuestario. Asimismo, apunta que en el tercer de año de aplicación la situación cambiará y habrá un ahorro de tres millones de euros al mes y de 36 millones de euros al año. Para el quinto año se estima un ahorro mensual de 2,3 millones de euros y de 27 millones al año. De esos 397,15 millones de euros de gasto que se producirán en el primer año de la aplicación de la reforma, el 52% del coste corresponde al subsidio para las personas mayores de 52 años, que cada mes supone un desembolso de 207,5 millones de euros.

Bases de cotización

Este subsidio ha sido el que ha suscitado una mayor atención, pues el Ministerio de Trabajo rebajó su base de cotización en una primera reforma que decayó en el Congreso por el voto en contra de PP, Vox y Podemos, formación esta última que denunciaba el "recorte" que implicaba esa menor base de cotización.

Finalmente se ha mantenido la base de cotización para las 434.864 personas que se benefician de ese subsidio y que seguirá manteniendo el nivel de gasto actual, que en términos anuales asciende hasta los 2.490 millones de euros.

Por otro lado, el nuevo subsidio para menores de 45 años con responsabilidades familiares tendrá un coste mensual estimado de 14,46 millones de euros, a razón de 476 euros para 30.411 personas.

La opción de cobrar paro y sueldo a la vez

Una de las mejoras anunciadas más destacadas es la que contempla la posibilidad de compatibilizar el empleo con el cobro del subsidio por desempleo: esta medida permitirá que los trabajadores puedan recibir su salario y la prestación por desempleo al mismo tiempo, brindando un alivio adicional a quienes estén luchando por reincorporarse al mercado laboral.

Según se ha explicado, esta flexibilidad entrará en vigor en 2025 tras el primer año de cobro de la prestación y supone una respuesta concreta a las necesidades concretas de los trabajadores.

Los detalles que se han pactado y que se conocen hasta la fecha incluyen que podrán beneficiarse de esta compatibilidad aquellos trabajadores que perciban un salario que no supere los 18.900 euros brutos al año (es decir 1.350 euros al mes o 225% del Iprem) y que irá decreciendo en el tiempo y en función de la jornada realizada. Por otra parte, otra de las dos grandes victorias de este decreto son las que incrementan el subsidio de 480 a 570 euros después de los seis primeros meses y la que mantiene la sobrecotización de los beneficiaros de más de 52 años y hace extensible esta protección a los menores de 45 sin cargas familiares y mayores de 52 con personas a cargo cuando las rentas superan el umbral del 75% del salario mínimo interprofesional.

TEMAS