Macroeconomía

La economía catalana creció una décima menos de lo inicialmente previsto en el primer trimestre de 2024

El servicio analítico de la Generalitat confirma que el PIB de la comunidad avanzó prácticamente al mismo ritmo que en el conjunto de España

La economía crece el 0,7% en el primer trimestre del año y conserva su perfil acelerado

La economía agrícola vuelve a crecer en Catalunya tras dos años de tasas negativas

La economía agrícola vuelve a crecer en Catalunya tras dos años de tasas negativas / JORDI OTIX

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La riqueza de Catalunya era un 0,7% mayor en marzo que en diciembre y un 2,5% más vigorosa en este arranque de 2024 que justo un año atrás. Así lo difunde este viernes el Instituto de Estadística de Catalunya (Idescat), el servicio estadístico de la Generalitat, rebajando una décima los datos que avanzó hace aproximadamente un mes. Entonces, se calculaba que el Producto Interior Bruto (PIB) había crecido un 0,8% en relación con el trimestre previo y un 2,6% en comparación interanual.

Según destaca el Govern en un comunicado, ambas cifras están muy en línea con lo que ocurre en el conjunto de la economía española (que crece un 0,7% intertrimestral y un 2,4% año contra año), pero son varias décimas superiores a lo que registra la contabilidad de la Unión Europea. La economía comunitaria es, con datos de los primeros tres meses del año, un 0,3% mayor a la de los últimos tres meses de 2023 y un 0,5% a la de justo un año antes.

"Desde la óptica de la demanda, la demanda interna es el componente que más contribuye al crecimiento del PIB del primer trimestre, con una variación del 2,2%, tasa idéntica al trimestre precedente", se explaya la Generalitat en el documento. "Por un lado, el consumo de los hogares muestra un crecimiento de un 2,3%, siete décimas menos que el trimestre anterior y el consumo de las administraciones públicas aumenta un 4,4%, dos décimas más que en el último trimestre de 2023", prosigue el texto. "Por otro, la formación bruta de capital presenta una tasa interanual del -0,1%, un punto y ocho décimas porcentuales superiores al trimestre anterior", agrega.

En este sentido, se reduce la inversión en bienes de equipo un 1,1%, pero sigue creciendo la inversión en construcción (+1,4%).

Desde la óptica de la oferta, todos los sectores muestran evoluciones positivas de la actividad. Destacan la agricultura (+5,5%), que vuelve a crecer después de dos años y medio de tasas negativas, y la industria (+4,4%). En este coto, brillan en concreto la automoción, la alimentación y los productos informáticos y farmacéuticos.

El sector servicios se enriquece un 2,2% en contraposición con el año previo, un avance que se debe en buena medida al desempeño de las actividades inmobiliarias y profesionales, de los servicios jurídicos y los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería, y de la administración pública, educación, sanidad y servicios sociales. La rama del comercio (en especial el comercio al por menor), transporte y hostelería avanza un 1,5%. Por último, la construcción crece un 1,3%, siete décimas por encima de lo registrado justo tres meses antes.