Adquisición

Zander Foods se hace con la unidad productiva de Embotits Espina

La compañía se refuerza en el mercado cárnico con su estrategia de adquirir activos del ramo y apostar por la integración vertical

El fundador, Jordi Farré, junto a sus tres socios frente al nuevo frankfurt Max Zander en Barcelona

El fundador, Jordi Farré, junto a sus tres socios frente al nuevo frankfurt Max Zander en Barcelona / Irene Vilà Capafons

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El grupo Zander Foods, que posee los establecimientos de fránkfurts' Max Zander, entre otras enseñas, ha adquirido la unidad productiva de Embotits Espina y se ha comprometido a subrogar los contratos de sus 51 trabajadores, "respetando sus derechos y condiciones actuales", ha informado en un comunicado de este jueves. Embotits Espina se acogió al concurso de acreedores por "dificultades económicas significativas en los últimos años", agravadas por la pandemia y el aumento de costes de las materias primeras y la energía.

El director general de Zander Foods, Francesc Laymon, ha asegurado que esta operación es un "paso significativo" en la estrategia de expansión del grupo, y ha subrayado la herencia y tradición de la unidad adquirida, fundada en Vic (Barcelona) en 1911. La compañía integrará los activos adquiridos a través de la sociedad la empresa Premier Foods & Meat, S.L.

Adquisiciones y fusiones

El grupo Zander Foods, fundado en 2021 y propietario de las marcas Premier Carns, Max Zander, Casa Marsà y Elave, dentro del sector cárnico, y de la cadena de carnicerías y charcuterías Tesi Fresc y Max Zander Restauración, se ha consolidado a través de adquisiciones y fusiones estratégicas.

El conglomerado, cuyo principal accionista es el excandidato a la presidencia del Barça, Jordi Farré, cerró 2023 con una facturación de 35 millones de euros, y prevé alcanzar 60 millones en 2024 y 100 millones de euros en 2025. En ese contexto, la compra de la unidad productiva de Embotits Espina refuerza aún más su posición en el mercado cárnico y le permite ampliar su capacidad industrial y productiva.