Organismo supervisor

Delgado asume las funciones de gobernadora del Banco de España sin derecho a votar en el BCE

Lagarde alaba a Hernández de Cos y confía en que el Gobierno nombre a un sustituto "que contribuya de una manera similar"

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado..

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado.. / EUROPA PRESS / FERNANDO SÁNCHEZ

Pablo Allendesalazar

Pablo Allendesalazar

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La subgobernadora de Banco de España, Margarita Delgado, asume desde este martes las funciones de gobernadora con carácter interino por el vencimiento del mandato de seis años no prorrogables de Pablo Hernández de Cos, para quien el Gobierno no ha nombrado aún sustituto a la espera de un difícil acuerdo con el PP. Delgado tendrá voz pero no voto en la reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) relativa a los tipos de interés del próximo 18 de julio. En cualquier caso, las decisiones en dichos encuentros se suelen adoptar por consenso, lo que limita la importancia de que no tenga ese derecho a votar.

Eso sí, tras bajar los tipos la semana pasada por primera vez desde 2019, el BCE se enfrenta ahora al reto de moverse entre el riesgo de bajar tipos demasiado lento y perjudicar con ello la actividad económica y el riego de hacerlo demasiado rápido y tener que dar marcha atrás si el IPC no baja como espera. En ese escenario, pueden volver a aflorar las dos almas de su consejo: la de los llamados 'halcones' (partidarios de una política monetaria más dura) y las 'palomas' (defendores de una aproximación más flexible). "En el pasado hemos adoptado decisiones que no eran unánimes. Nunca hemos tenido que votar, aunque a veces he ido por la mesa preguntando: ¿estás a favor?", ha apuntado la presidenta del BCE, Christine Lagarde, este martes en una entrevista a varios diarios económicos europeos.

Lagarde, asimismo, se ha mostrado confiada en que el Gobierno elija a una persona con un perfil similar al ya exgobernador. "Pablo ha sido un colega fantástico. 'Caballero', le llamo yo. Todos le echaremos de menos, yo la primera. Es un economista y gobernador de banco central muy riguroso y también ha sido un compañero muy leal. Es realmente un hombre magnífico con el que trabajar. Su contribución al consejo de gobierno siempre ha sido muy importante, muy apreciada y muy respetada. Espero que el Gobierno de España nombre a una persona que contribuya de una manera similar", ha instado.

Puesto personal

Delgado no podrá votar porque el puesto de los gobernadores de los bancos centrales nacionales en el consejo del BCE es personal. Legalmente no representan a su país, sino a sí mismos, como medida para tratar de garantizar su independencia. Para que otra persona pueda votar, el gobernador tiene que estar más de un mes incapacitado, por ejemplo por un problema médico. En ese caso, puede designar un alterno al que le otorga plenos poderes. Pero si no hay un gobernador oficial, no puede elegir a un alterno, que es lo que sucede al asumir la subgobernadora las funciones de forma interina.

Al no poder designarse un alterno, el consejo de gobierno del BCE puede invitar a otras personas, que es lo que va a suceder en la reunión de julio salvo que el Gobierno nombre al sustituto de Hernández de Cos antes. Precisamente, el director general de economía y estadística del del Banco de España, Ángel Gavilán, ha lamentado este martes que Delgado no vaya a poder votar: "Es una consecuencia desafortunada del hecho de no tener gobernador".

Antes del 11 de septiembre

El mandato de Delgado vence el 11 de septiembre, con lo que el Gobierno deberá nombrar antes de esa fecha a las personas designadas para los cargos de gobernador y subgobernador (uno de los dos será una mujer, según ha adelantado). Además, el 12 de septiembre el consejo de gobierno del BCE se volverá a reunir para decidir sobre los tipos y a esa reunión Delgado no podría ya acudir. El ejecutivo ha confirmado que ha decidido que la subgobernadora asuma las funciones de gobernadora para intentar un posible pacto global con el PP para la renovación de cargos institucionales, incluido el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), después de las elecciones europeas del pasado domingo. "No tendría sentido mantener bloqueada la renovación del CGPJ y sí acordar la renovación de otros órganos", ha sostenido la vicepresidenta primera, María Jesús Montero.

A diferencia de lo que sucede respecto a la renovación del CGPJ -donde la Constitución sí obliga a que la mayoría del Parlamento valide los nombramientos-, la que afecta al Banco de España es potestad del presidente del Gobierno. Sin embargo, existe una tradición, respetada con alguna excepción, por la que el Ejecutivo elige a un gobernador que sea asumible para el principal partido de la oposición, al tiempo que este actúa de forma recíproca para el cargo de subgobernador. En caso de que no haya acuerdo, el Gobierno eligirá a los máximos dirigentes del organismo supervisor.

El ministro de Economía, Carlos Cuerpo, ha descartado en reiteradas ocasiones que el Ejecutivo vaya a elegir al nuevo gobernador o gobernadora en función de su afinidad con el PSOE: "Al frente del Banco de España habrá una persona perfectamente capacitada para seguir manteniendo en lo alto del ranking en prestigio y capacidad". Entre los nombres a los que se otorgan más opciones, figuran los de José Manuel Campa (exsecretario de Estado de Economía en el Gobierno de Rodríguez Zapatero, exdirectivo del Santander y actual presidente de la Autoridad Bancaria Europea), Fernando Restoy (exsubgobernador a propuesta del PSOE y actual presidente del Instituto de Estabilidad Financiera del Banco de Pagos Internacionales de Basilea), Montserrat Martínez Parera (vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y exjefa de gabinete de Restoy en el Banco de España), y Óscar Arce (director general de economía del BCE y exdirector de economía del Banco de España).