Políticas activas de empleo

Las empresas que contraten a parados mayores de 45 años podrán ahorrarse 1.536 euros al año

Trabajo rebaja de 50 a 45 años los requisitos para acceder a las bonificaciones de la Seguridad Social

sepe-3

sepe-3 / Jordi Cotrina

Gabriel Ubieto

Gabriel Ubieto

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Las empresas que contraten a una persona mayor de 45 años en situación de paro de larga duración podrán ahorrarse 1.536 euros al año en cotizaciones a la Seguridad Social. El Ministerio de Trabajo rebaja así de 50 a 45 años el umbral para acceder a las bonificaciones públicas, con el fin de reenganchar al mercado laboral a los desempleados de dicho colectivo. Y mejora levemente el importe de las ayudas.

Así lo recoge el último borrador de incentivos a la contratación laboral, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO y que el Gobierno prevé aprobar en su Consejo de Ministros de este martes. Menores de 30 años, mujeres, personas en riesgo de exclusión social y víctimas de violencia machista o terrorista son otros de los colectivos prioritarios del real decreto.

El desempleo entre las personas de más de 45 años se ha duplicado desde el estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera, allá por 2007. Por aquel entonces estaban en paro el 5,7% de los mayores de 45 años, hoy dicho porcentaje se eleva hasta el 10,9%, según los últimos datos disponibles de la encuesta de población activa (EPA). 

Y es que muchas de las personas que en la anterior crisis perdieron su empleo no lograron reengancharse posteriormente al mercado laboral. Son desde entonces uno de los colectivos prioritarios para las administraciones a la hora de diseñar sus políticas activas de empleo, dadas las resistencias de algunas empresas a contratar a personas a partir de una edad. No obstante, entidades como la Airef han alertado de que una estrategia poco concreta de incentivos a la contratación acaba en un uso poco eficiente de los recursos públicos, ya que una vez se agotan las ayudas, las empresas no prolongan la relación laboral.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, da un paso más en la protección de los parados sénior y rebaja los requisitos para que estos se beneficien de los incentivos a la contratación. Ya en la ley de Empleo, que pretende reconvertir el Sepe en una especie de Infojobs estatal y que fue aprobada a finales de diciembre, los mayores de 45 años quedaban definidos como un colectivo prioritario. 

En el otro lado de escala generacional, el real decreto también contempla bonificaciones para insertar a los jóvenes sin empleo. Las compañías podrán bonificarse hasta 3.300 euros al año si hacen un contrato indefinido a un menor de 30 años con baja cualificación. Otra opción, con ahorro de 366 euros al mes, es si contratan a un menor de 30 años para suplir a un trabajador de baja por maternidad o paternidad.

Más bonificaciones

Estos dos son los colectivo más beneficiado por el nuevo paquete de incentivos a la contratación definido por Díaz. Antes un hombre parado de larga duración, sea cual fuere su edad, podía acceder a bonificaciones de 1.300 euros anuales. Ahora dicha cuantía asciende a 1.536, es decir, un 18,15% más.

Aunque otro colectivo prioritario en la atención son las mujeres en paro de larga duración, sea cual sea su edad. Cuatro de cada 10 desempleadas en España llevan más de un año en busca de trabajo, según los datos del INE. El nuevo real decreto también mejora el importe de sus ayudas, aunque más ligeramente, pasando de bonificaciones de 1.500 euros anuales a 1.536 euros, un 2,4% más. En el caso de los hombres parados de larga duración de menos de 45 años, las ayudas serán de 1.320 euros, 20 euros más (1,5%) que hasta ahora. 

En todos estos casos, el real decreto establece que las empresas deberán contratar a estas personas a través de un contrato indefinido a tiempo completo y mantenerlo durante un plazo mínimo de tres años. Sin embargo, las personas en paro que tengan el certificado de exclusión social, las mujeres víctimas de violencia machista y las víctimas del terrorismo podrán acceder a bonificaciones de 1.536 euros durante cuatro años, uno más que el resto.   

Ayudas a los fijos discontinuos

El real decreto que pretende elevar este martes el Ministerio de Trabajo al Consejo de Ministros también incorpora ayudas para aquellas empresas de la hostelería, el comercio y el sector turístico que alarguen la jornada laboral de los trabajadores con un contrato fijo discontinuo. Este es una de las modalidades estrella impulsadas por las nueva reforma laboral y que pretende sustituir el uso indiscriminado del contrato temporal. El problema para muchos de estos trabajadores es que no están operativos durante todo el año y hay meses en los que la empresa los tiene inactivos, pese a la promesa de volver a llamarlos cuando tengan actividad económica.

El texto al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO contempla incentivos para que las compañías mantengan a dichos empleados durante determinados meses del año, tradicionalmente más flojos en los sectores implicados. Si una empresa mantiene en alta a un fijo discontinuo durante los meses de febrero, marzo y noviembre recibirá una bonificación de 174 euros por mes, es decir, 522 euros de ahorro en cuotas a la Seguridad Social por temporada.

El acceso a todas estas bonificaciones quedará vetado a todas aquellas empresas que no dispongan de un plan de igualdad, tal como es obligatorio para todas aquellas compañías de más de 50 trabajadores desde marzo del año pasado. Una normativa con un pobre seguimiento -pese a ser sancionable su omisión- entre las empresas, a tenor de los últimos datos oficiales.

Suscríbete para seguir leyendo