¿Comprar o alquilar? Esto es lo que más le conviene a los catalanes

El estilo de vida, la situación económica o el precio de la vivienda son algunos de los factores clave

A la hora de alquilar o comprar una vivienda hay que plantearse algunas cuestiones

A la hora de alquilar o comprar una vivienda hay que plantearse algunas cuestiones / Shutterstock

4
Se lee en minutos
Rosa Cabrera / Be Content

Una decisión de vital importancia que puede generar verdaderos quebraderos de cabeza: ¿Debo comprar una vivienda o alquilar? España siempre ha sido un país en el que se ha apostado por la propiedad, aunque, en los últimos años y aún muy por debajo de la media europea, el alquiler ha ido ganando protagonismo.

Entre las dudas más frecuentes a la hora de decidir destacan: ¿Tengo el dinero suficiente para afrontar la compra de una casa? ¿Qué opción encaja mejor con mi forma de pensar y de vivir? ¿Me sale más a cuenta el alquiler o pagar una hipoteca?

En este artículo queremos ayudarte a resolver tus dudas sobre comprar o alquilar, teniendo en cuenta tus necesidades y tu situación personal. ¡Sigue leyendo!  

¿Cómo afecta tu situación económica a la hora de comprar o alquilar una vivienda?

Primer aspecto que debes tener en cuenta: tu situación económica. La estabilidad laboral, los ingresos mensuales de los que dispone tu unidad de convivencia, los ahorros que has generado, etc. Son aspectos clave a tener en cuenta.

Pocas veces alguien es lo suficiente afortunado para poder pagar una casa al contado. Para ello, lo más seguro es que tengas que contratar un préstamo hipotecario. Normalmente, la mensualidad de la hipoteca suele ser menor que la del alquiler. Ahora bien, un crédito hipotecario suele llevar consigo cierto riesgo y la cuantía siempre debe ser asumible en caso de que llegue una situación complicada, puesto que si no puedes pagar, tu vivienda sería embargada si no la vendes.

Para comprar una vivienda hay que tener un 30% de la cantidad ahorrada

/ Shutterstock

Pero hay más. A la hora de acceder a una hipoteca, las entidades bancarias te pedirán tener ahorrado en torno al 30% de la casa y un trabajo estable. Pero, además, es muy importante que las mensualidades tampoco superen el 30% de tus ingresos mensuales.

Una vez has comprado la vivienda, hay que tener en cuenta todos los gastos adicionales a la hipoteca como los gastos de mantenimiento de lo que tendrás que hacerte cargo: IBI, gastos de comunidad, tasas municipales, etc.

En el caso del alquiler, prácticamente siempre se te pedirá una cantidad para pagar la fianza con la primera mensualidad a la firma del contrato, (que suelen ser dos mensualidades por lo general) y los honorarios correspondientes si la gestión la ha llevado a cabo una inmobiliaria. Eso sí, te ahorrarás todos los gastos adicionales de una vivienda en propiedad.

Necesitarás contar con un trabajo estable que te permita pagar el alquiler puntualmente cada mes, sin imprevistos ni sobresaltos.

El precio de la vivienda y la situación del mercado en la zona

Los precios de la vivienda evolucionan. En este sentido, siempre hay que tener en cuenta el precio de la zona en la que quieras residir. Este factor afecta tanto a los pisos de compra como a los alquileres.

El precio varía según una ciudad u otra, también entre comunidades autónomas. Hay que tener en cuenta también la fiscalidad de cada región, ya que en algunas existen incentivos para alquilar y, en otras, para comprar.

Lo mejor es contactar con expertos e investigar la situación del mercado inmobiliario en cada momento. En general, no es aconsejable comprar si el precio de los inmuebles está en máximos históricos ni alquilar cuando el coste de los arrendamientos está disparado.

El estilo de vida también importa

¿Cuáles son tus prioridades vitales? ¿Y tus planes de futuro? Otro factor fundamental a tener en cuenta para decidir si comprar o alquilar una vivienda es tu propio estilo de vida personal.

Para las personas que persiguen una vida segura y con estabilidad, sin lugar a dudas, es recomendable la compra. El alquiler, en cambio, te puede venir mejor si te mudas habitualmente por trabajo o por motivos personales y también si no deseas vivir atado siempre al mismo sitio.

El estilo de vida es importante a la hora de tomar una decisión

/ Shutterstock

Pero también es importante el factor edad. Cuando una persona joven decide emanciparse, es complejo que tenga dinero para hipotecarse y comprar una vivienda, en este caso el alquiler es la forma más rápida para alcanzar la independencia. A medida que pasan los años, la mayoría de la gente suele alcanzar una cierta estabilidad y la idea de comprar una vivienda suele ser más recurrente.

Calculadora de compra o alquiler de vivienda

Para resumir: piensa en tu situación económica, analiza el estado del mercado y, también, en qué momento de tu vida estás y qué posibilidades tienes. Para que puedas hacerlo de forma rápida y sencilla, esta calculadora te permitirá ver los gastos a los que debes hacer frente tanto si compras como si alquilas una vivienda. ¡Pruébala y elige la opción que más te convenga sin miedo a equivocarte!