Infrestructura controvertida

La conexión entre el cuarto cinturón y la C-58 en Terrassa, a punto de licitarse

El 'conseller' Juli Fernàndez asegura a los alcaldes del Vallès Occidental que Territori liderará "la movilidad interna" de la comarca

El ’conseller’ de Territori, Juli Fernàndez (izquierda), junto al presidente del Consell Comarcal del Vallès Occidental y alcalde de Castellar del Vallès, Ignasi Gimènez.

El ’conseller’ de Territori, Juli Fernàndez (izquierda), junto al presidente del Consell Comarcal del Vallès Occidental y alcalde de Castellar del Vallès, Ignasi Gimènez. / Departament de Territori

1
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

La llegada del 'conseller' Juli Fernàndez a Territori ha supuesto un cambio en el criterio sobre el cuarto cinturón. Si en el mandato anterior de Jordi Puigneró el Departament había acordado (a la espera de la firma del convenio) con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) la culminación de la B-40 entre Terrassa y Sabadell (Vallès Occidental), ahora el nuevo equipo discrepa.

Exalcalde de Sabadell, Fernàndez piensa que la comarca necesita solucionar los problemas de "movilidad interna" que tiene pero discrepa de los actuales gobiernos de las dos cocapitales sobre cómo resolverlo, por lo que quiere "liderar" las iniciativas. Este jueves, el 'conseller' ha participado en una reunión en el Consell Comarcal y, al acabar, ha preferido destacar los puntos en común que no las discrepancias.

30.000 vehículos diarios

Ha anunciado que la conexión entre el cuarto cinturón y la C-58 está a punto de licitarse, lo que según Territori solventaría ciertos movimientos circulatorios. Además, Fernàndez ha propuesto "realizar mejoras en las infraestructuras ya existentes" como en la carretera N-150, que une Sabadell y Terrassa.

Noticias relacionadas

Este enlace entre la B-40, la C-58 y la C-16 podría ser utilizado por unos 30.000 vehículos diarios, según las estimaciones del Departament.

Ballart abandona la reunión

La alcaldesa de Sabadell, Marta Farrés, ha asegurado que: "puede ser una vía para llegar a un acuerdo y trabajaremos para que sea una realidad". En cambio el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha abandonado la sede comarcal antes de comenzar la reunión, "molesto" por tener que esperar 20 minutos fuera mientras el 'conseller' firmaba en el libro de honor de la entidad.