Hipotecas

¿Cuáles son las mejores hipotecas variables de noviembre 2022?

Es posible encontrar hipotecas variables con un diferencial menor del 0,60%

¿Cuáles son las mejores hipotecas variables de noviembre 2022?
3
Se lee en minutos
Nerea Gastesi (iAhorro)

El euríbor ha vuelto a subir, lo que significa que las hipotecas variables siguen estando a la orden del día. “Las entidades quieren hacer de la hipoteca variable su producto estrella y están encareciendo mucho la hipoteca fija para hacerla menos atractiva” asegura Simone Colombelli, director de Hipotecas del comparador y asesor hipotecario iAhorro.

De hecho, el indicador se ha situado en un 2,629%, su dato más alto desde enero de 2009. Además, teniendo en cuenta que el Banco Central Europeo (BCE) ha subido los tipos 0,75 puntos más es probable que siga ascendiendo en lo que queda de año.

Es por todo ello que, si se echa un vistazo al mercado hipotecario, se pueden encontrar productos sumamente atractivos en el campo de los préstamos a tipo variable.

EVO, por ejemplo, tiene la hipoteca inteligente variable con un TIN del euríbor +0,60% (0,99% durante el primer año) y una TAE del 2,04%. A cambio tan solo será necesario domiciliar una nómina, prestación por desempleo o pensión superior a los 600 euros y contratar un seguro de hogar.

En la misma línea se puede encontrar la hipoteca variable de BBVA. Su TIN es del euríbor +0,60% (0,89% durante el primer año), pero la TAE es de hasta 3,61%, debido a las vinculaciones exigidas para disfrutar de este interés. Concretamente habrá que domiciliar la nómina y adquirir dos seguros (de hogar y amortización de préstamos).

Tampoco hay que olvidarse de Kutxabank, debido a que tiene un TIN del euríbor +0,64% (2,77% durante el primer año). No obstante, tiene una TAE del 3,23% a causa de las numerosas vinculaciones que hay que asumir para tener el tipo de interés mencionado: domiciliar la nómina de los titulares (importe igual o superior a 3.000 mensuales), realizar una aportación anual a planes de pensiones de Kutxabank de importe igual o superior a 2.000 euros y contratar un seguro de hogar.

ING, por su parte, tiene una hipoteca variable del euríbor +0,69% (1,50% durante el primer año) y una TAE del 3,45%. Todo ello siempre que se domicilie la nómina y se contraten dos seguros (de vida y hogar).

Otra de las entidades que hay que mencionar en el campo de las hipotecas variables es Banco Mediolanum. Su Hipoteca Freedom tiene un TIN del euríbor +0,79% (0,99% durante el primer año) y una TAE del 3,60%. Los requisitos a cumplir en este caso son abrir una cuenta bancaria en la entidad, domiciliar ingresos recurrentes iguales o superiores a los 3.000 euros y contratar un seguro de vida.

Tengo una hipoteca variable… ¿Debería amortizarla?

En esta última etapa del año es una pregunta que muchas persona con una hipoteca suelen plantearse. No hay una respuesta aplicable a todas las personas con una hipoteca variable, puesto que depende del estado de la hipoteca de cada uno.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que lo recomendable es amortizar el tiempo de la hipoteca (amortización a plazo), no la cuota, puesto que es la manera más efectiva de reducir los intereses del préstamo.

Noticias relacionadas

Al seguir un sistema de amortización francés lo más adecuado suele ser amortizar la hipoteca durante los primeros años de su vida. Es el método con el que el usuario se quita mayor intereses. Es por ello que si a un propietario le faltan 5 años para terminar de pagar el préstamo no le conviene realizar esta operación.

Asimismo, en el caso de las hipotecas variables, una situación con un euríbor al alza es una buena oportunidad para realizar una amortización. Esto se debe a que el interés será mayor y, por ello, al amortizar, se reducirán más costes que si se realiza el trámite con el indicador en mínimos.