Relevo en la infraestructura

Lluís Salvadó, nuevo presidente del Port de Barcelona: "Con los cruceros habrá que buscar la fórmula para que todo el mundo esté cómodo, especialmente el ayuntamiento"

El 'conseller' de Territori escenifica el relevo de Damià Calvet mientras el entrante anuncia "continuidad"

El todavía diputado de ERC asegura que su situación judicial no condicionará su trabajo al frente de la infraestructura

Lluís Salvadó, nuevo presidente del Port de Barcelona: "Con los cruceros habrá que buscar la fórmula para que todo el mundo esté cómodo, especialmente el ayuntamiento"

ALVARO MONGE

3
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

El último de los altos cargos relevantes que depende de la Conselleria de Territori y que todavía estaba en manos de Junts tras la salida del Ejecutivo, la presidencia del Port de Barcelona, será sustituido este martes en el Govern. El 'conseller' Juli Fernàndez ha escenificado este lunes el relevo al frente de la infraestructura: ha presentado al hasta ahora diputado Lluís Salvadó, uno de los hombres fuertes de ERC, que sustituirá a Damià Calvet. Salvadó, que dejará el acta de diputado del Parlament este martes, ha avanzado que su voluntad al frente de la institución es "mantener una cierta continuidad".

A pesar de que ha preferido no ser muy explícito sobre los temas candentes del puerto, sí se ha referido a los cruceros, probablemente el único asunto en el que Calvet ha protagonizado un cierto choque con el Ayuntamiento de Barcelona, especialmente con la alcaldesa Ada Colau. Lluís Salvadó ha asegurado que se trata de un proyecto "estratégico para el país y hay que encontrar el punto de equilibrio", ha mantenido. Por eso, ha añadido, habrá que "buscar la fórmula para que todo el mundo se sienta cómodo y especialmente en el Ayuntamiento de Barcelona".

Cambio a finales de semana

El cambio no será oficial hasta que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), seguramente a finales de semana, ya que la presidencia depende de Puertos del Estado, aunque sea la Generalitat quien elige a la persona. No obstante, hace ya varios días que Salvadó y Calvet hablan sobre el traspaso.

El 'conseller' Fernàndez ha repetido el acto que hizo en Tarragona a principios de mes para formalizar el cambio en el puerto. Ha repartido elogios al presidente saliente, de quien ha dicho que ha desarrollado un buen trabajo como servidor público y que la sustitución entraba dentro de la "normalidad".


/ ALVARO MONGE

"Las acusaciones acabarán cayendo"

Salvadó (La Ràpita, 1969) es ingeniero industrial por la UPC, entró a militar en ERC a principios de los 90. Entre otros cargos, ha sido secretario de Hacienda, cargo que ocupaba en 2017 y por el que se le acusa de la serie de delitos vinculados con la preparación del 1 de octubre. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) abrió juicio oral contra Salvadó por ello hace poco más de una semana, y el juicio está pendiente todavía de una fecha definitiva. A pesar de que pierda el aforamiento, será juzgado igualmente por el TSJC.

El todavía diputado republicano se ha referido a su situación judicial, que podría llevarle a la inhabilitación en el caso de ser condenado. "Junto a mi defensa estamos convencidos que las acusaciones acabarán cayendo y no trabajo con ningún calendario que no sea el del puerto. A la justicia sabes como entras pero nunca como sales", ha zanjado.

La victoria de la Copa América

Antes de su intervención el aún presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, ha querido hacer balance de sus 17 meses, que ha afrontado "con toda la intensidad". Emocionado en un par de ocasiones, Calvet ha destacado la victoria colectiva que ha supuesto la elección de Barcelona como sede de la Copa América de vela.

Noticias relacionadas

Entre los temas pendientes con los que se encontrará Salvadó está el cumplimiento de los compromisos sobre los accesos viarios y ferroviarios al puerto. Las últimas noticias las dio en septiembre la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, cuando aseguró que a finales de este año estaría listo el proyecto básico. "Las conexiones ferroviarias que son más urgentes y prioritarias que nunca", ha opinado Salvadó.

Los datos de mercancías en el Port de Barcelona no han dejado de crecer en lo que va de año. El 2022 se cerrará sin alcanzar el volumen de cruceristas anterior a la pandemia, pero los responsables de la infraestructura son optimistas sobre la evolución.