Alimentación

Freixenet prevé batir de nuevo su marca y vender un 7% más este año

La empresa cruzó el año pasado la barrera de los 100 millones de botellas vendidas en un solo ejercicio y calcula que este diciembre se situarán en los 110

Entrada a las Cavas Freixenet, situadas en Sant Sadurní d’Anoia.

Entrada a las Cavas Freixenet, situadas en Sant Sadurní d’Anoia. / Susanna Sáez / Efe

2
Se lee en minutos
El Periódico

Freixenet sigue hacia arriba. Si el año pasado la productora de cava esquivaba pandemia y falta de suministros casi sin problema, este año la empresa sortea la crisis general relacionada con el incremento de precios y da por consumada su recuperación: según sus cálculos, cerrará 2022 con un 10% más de ingresos, entre un 6% y un 7% más de ventas y con más de 110 millones de botellas vendidas. Es decir, que la compañía batirá la marca histórica de los 100 millones de botellas vendidas en un ejercicio alcanzada el año pasado.

Así lo ha explicado el vicepresidente y consejero delegado de este grupo, Pedro Ferrer, en una entrevista con la Agencia Efe. Según este directivo, en lo que llevamos de año el crecimiento en ventas ronda ya el 9%, pero la marca prevé que este porcentaje descienda algo porque la Navidad es una época tan buena en ventas, que la comparación entre un año y otro suele ser más ajustada que en otros meses.

En cualquier caso, la previsión es que el volumen de negocio de Freixenet crezca un 10% este año sobre los 1.320 millones de euros que ingresó la compañía el año pasado. Es decir que la facturación rondará, según estos cálculos preliminares, los 1.450 millones de euros, un crecimiento que se explica porque, además del impulso de las ventas, la compañía ha repercutido en sus productos parte del incremento de los costes en el escenario inflacionista actual.

"Tras unos años 2020 y 2021 difíciles, 2022 ha sido un año de recuperación", apunta Ferrer en esta entrevista. La marca, explica, ha vivido un buen verano, el otoño "está aguantando bien" y se espera una campaña de Navidad mejor a la del año pasado, que estuvo condicionada aún por el covid. Otro elemento a tener en cuenta es que el mercado nacional "va muy bien", dice, en buena medida porque ha vuelto con fuerza el turismo y porque el canal de la restauración ya no tiene las restricciones que sufría un año atrás.

Comercio internacional

Noticias relacionadas

Así y todo, y pese a que el grupo ya está por encima de los niveles de facturación precovid a nivel global, en España no era recuperar la normalidad hasta 2023. Freixenet, compañía controlada a partes iguales por el grupo alemán Henkell Freixenet y por Josep Ferrer y Josep Lluís Bonet, vende el 85% de su producción en el extranjero, en un ranking encabezado por Alemania, seguida del Reino Unido, Estados Unidos y Francia, que se está convirtiendo en un mercado muy importante para el grupo.

De hecho, el mercado francés es el primero para la marca Cordón Negro, que recientemente fue premiada como el mejor cava del mundo. Además, la entrada del grupo alemán Henkell en 2018 supuso para Freixenet un importante impulso en mercados como Alemania y el este de Europa.