Automoción

¿Coches eléctricos chinos 'made in' Barcelona? Chery sopesa su implantación en la ciudad

Fabricaría 300.000 vehículos al año en la planta que planea para Europa, lo que supondría la creación de unos 1.500 empleos

Chery EQ1

Chery EQ1

2
Se lee en minutos
EFE

El presidente del fabricante chino de automóviles Chery, Tongyue Yin, mantendrá mañana, lunes, reuniones con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y destacados miembros del mundo empresarial catalán para explorar las posibilidades de establecer una fábrica en Catalunya.

Chery sopesa desembarcar en Europa con sus vehículos eléctricos y a finales de octubre mostró su interés por los terrenos que abandonó la multinacional Nissan en Barcelona, aunque lo hizo con la reindustrialización de los mismos a punto de culminar y su propuesta no fue tenida en cuenta.

Sin embargo, la Generalitat mostró su disposición a facilitar su implantación en otros terrenos, en el marco de la estrategia que lleva a cabo el Govern de buscar inversiones industriales y de primar actividades verdes como la de esta compañía.

Yin llega a la capital catalana con una apretada agenda en la que destaca su entrevista con Aragonès y el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, un primer contacto a nivel institucional, al que seguirá otro con técnicos de la Generalitat para conocer con más detalle las necesidades de terrenos y activos de Chery y su plan de negocio.

Fuentes de la Generalitat han apuntado el interés de la administración catalana por mantener los contactos que se lleven a cabo con la compañía china en un ambiente de "discreción" para proteger la marcha de los trabajos y contribuir así a que lleguen a buen puerto.

Además de esta reunión al más alto nivel con la Generalitat, el presidente de Chery mantendrá una reunión mañana con el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, y el presidente de la patronal del metal UPM, Jaume Roura, en la sede de la patronal catalana.

Durante este encuentro, Chery, Fomenty y UPM firmarán un convenio de colaboración.

1.500 empleos

Fuentes del sector han apuntado que el fabricante chino podría fabricar unos 300.000 coches al año en la planta que planean para Europa, lo que supondría la creación de unos 1.500 empleos.

Noticias relacionadas

En septiembre de 2010, el entonces presidente de la Generalitat, José Montilla, ya mantuvo contactos con Chery para analizar la viabilidad del proyecto de instalación de una planta de coches en Catalunya, pero el proyecto nunca fructificó.

En aquella ocasión, el gobierno catalán fue el que dio el primer paso y se acercó al grupo asiático, mientras que ahora es el fabricante automovilístico el que han mostrado su interés.