Crisis energética

El Gobierno agita la rebelión de países contra la “tomadura de pelo” del tope al gas de Bruselas

“La Comisión Europea va a oír cosas muy duras de la inmensa mayoría de los ministros”, advierte la vicepresidenta Ribera tras su propuesta de poner al gas un precio límite superior al alcanzado en lo peor de la crisis

El Gobierno agita la rebelión de países contra la “tomadura de pelo” del tope al gas de Bruselas
2
Se lee en minutos
David Page
David Page

Periodista

ver +

La propuesta de la Comisión Europea de poner un tope al precio al gas de 275 por megavatio hora (MWh) en caso de una fuerte subida de los precios amenaza con provocar una rebelión entre los países de la Unión EuropeaEl precio límite propuesto por Bruselas es tan alto y su activación implica tantas condiciones previas que hace difícil su aplicación y, de hecho, de haber estado vigente ni siquiera se habría llegado a aplicar este verano cuando los mercados del gas marcaron máximos históricos.

El Gobierno español ha mostrado su rechazo frontal a la propuesta de Bruselas en los términos actuales y, tras haber estado en contacto con Ejecutivos de otros países de la UE, advierte de que se avecina un plante en toda regla por parte de los estados miembro para forzar a la Comisión a presentar una alternativa “realista”.

"Nos parece una tomadura de pelo. Lo más dramático es que hemos pedido a la Comisión Europea una propuesta y esto no es serio", ha sentenciado la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. España ha adelantado su “rechazo rotundo” a la propuesta y, tras mantener contactos con ministros de Energía de varios de los países, Ribera ha advertido de la “indignación” y “preocupación” de muchos de los estados de la UE.

"Tengo la impresión de que la Comisión Europa va a oír cosas muy duras de la inmensa mayoría de los ministros", ha augurado la vicepresidenta, que ha amenazado con que, en caso de que no se presente una alternativa viable, España dejará de respaldar otras propuestas de Bruselas en otros aspectos que “le pueden resultar importantes” al Ejecutivo comunitario. “O se presenta una propuesta realista o habrá que ir a acciones de bloqueo”, apuntan fuentes gubernamentales.

Los planes de la Comisión Europea era que su propuesta de tope al gas se debatiera en el Consejo de Ministros de Energía extraordinario que se celebrará este jueves. El Gobierno anticipa que si Bruselas no presenta una propuesta alternativa “habrá problemas” y se provocará un choque que puede poner en peligro el respaldo de los países a otras medidas abanderadas por la Comisión para controlar los efectos de la crisis energética.

Noticias relacionadas

La propuesta de Bruselas establece activar de manera automática un tope de emergencia al precio del gas de 275 por MWh si los mercados de futuros se mantienen por encima de ese límite durante dos semanas o si la diferencia entre el precio del gas y el del gas natural licuado (el que se transporte por barco) en los mercados internacionales sea superior a 58 euros durante diez días. “No se trata de fijar un precio artificial de mercado bajo sino un mecanismo de urgencia para prevenir episodios de precios excesivos”, ha justificado la comisaria europea de Energía, Kadri Simson.

“Nos parece que para esa referencia [de precio] es mejor no hacer absolutamente nada", advirtió ya este martes Ribera, que considera que se trata de un “precio desorbitado”. “Nosotros nos vamos a oponer con contundencia, con rotundidad”, subrayó nada más conocer los términos del plan de la Comisión. Además, el Gobierno español ya había mostrado su rechazo a la propuesta de establecer un precio máximo de 180 euros por MWh para los contratos de electricidad de nucleares, renovables e hidroeléctricas por ser también demasiado alto (el Gobierno ya fijó un tope a los contratos de electricidad de 67 euros por MWh hace más de un año).