Hostelería

Restalia dará una segunda vida a los bares cerrados transformándolos en 100 Montaditos

Restalia ha puesto en marcha su “Proyecto Bares” para proteger la hostelería de nuestro país y fomentar el empleo y el emprendimiento en poblaciones de menor tamaño.

Restalia ha puesto en marcha el Proyecto Bares en apoyo al sector hostelero

Restalia ha puesto en marcha el Proyecto Bares en apoyo al sector hostelero

5
Se lee en minutos

“En Asturias hay dos 100 Montaditos, uno en Avilés y otro en un centro comercial, ninguno cerca de mi casa, así que siempre que viajo a Madrid y veo uno en la calle, aprovecho la ocasión para entrar y comer allí. Suelo pedir un par de montaditos, unas palomitas Gouda y una jarra de bebida. ¡Me encanta y todo está genial de precio!”, me contaba Jorge hace tan solo unos meses al detenernos delante de uno de los locales que el grupo de restauración Restalia tiene en la capital.

Jorge tiene 21 años y es estudiante. Vive en un concejo del interior de Asturias, con 13.000 habitantes, donde la oferta hostelera, marcada por el cierre de negocios de los últimos tiempos, no es muy amplia. La buena noticia es que, gracias al “Proyecto Bares”, quizá muy pronto no tenga que salir de su localidad para disfrutar solo, en familia o con amigos del “cienmon” o el “montaditos”, como muchos jóvenes llaman a la marca estrella de Restalia.

Con Proyecto Bares, Restalia transformará bares cerrados en franquicias de 100 Montaditos y La Sureña Jarras y Tapas

/ Restalia

Restalia extiende su modelo de franquicia con “Proyecto Bares”

El grupo hostelero anunció hace unas semanas la puesta en marcha del “Proyecto Bares”, que pone el foco en poblaciones más pequeñas para convertir bares cerrados, o a punto de echar el cierre, en franquicias de las enseñas de Restalia. Por el momento, las marcas que serán protagonistas de esta nueva iniciativa serán 100 Montaditos y La Sureña Jarras y Tapas, los dos establecimientos que mejor recogen el espíritu del bar español, pero conforme avance el proyecto está planteado que el resto de las insignias de la compañía puedan pasar a formar parte (TGB -The Good Burger-, Panther Organic Coffe y Pepe Taco).

Restalia confía en el sistema de franquicia como la mejor alternativa para evitar el cierre de locales, al hacerlo bajo un modelo probado con 22 años de experiencia, basada en la eficiencia, la innovación y el control de costes. El primer establecimiento que ha empezado a funcionar bajo el paraguas del “Proyecto Bares” es un 100 Montaditos en Ronda de Triana (Sevilla), donde hasta ahora había un restaurante. Tras él, han abierto dos más, en Coria (Cáceres) y en el barrio de Retamas de Alcorcon, (Madrid).

"Dar una segunda vida a estos establecimientos es uno de nuestros principales objetivos con el ‘Proyecto Bares’, aprovechar las instalaciones para reducir la inversión inicial es el medio y abrirlos el resultado", afirma José María Fernández Capitán, dueño y fundador de Restalia. "Tenemos la certeza de que esta apertura marca un punto de inflexión y será una prueba irrefutable de la viabilidad de un proyecto con el que queremos reforzar el emprendimiento y el empleo”, continúa.

El “Proyecto Bares”, de Restalia, pretende evitar el cierre de bares, claves en la cultura gastronómica de nuestro país, en poblaciones de menos de 20.000 habitantes.


Los nuevos franquiciados que se acojan al “Proyecto Bares” de Restalia podrán abrir en poblaciones de menos de 20.000 habitantes y, efectivamente, uno de los puntos más atractivos es que la inversión inicial de apertura es menor. Al tratarse de locales que ya eran bares, cuentan con gran parte de la equipación necesaria para poner en marcha la franquicia y, de este modo, se reduce la inyección monetaria y los tiempos de apertura y desarrollo.

Con ello, Restalia espera contribuir al empuje económico y la revitalización de nuestro país, poniendo la mira en ciudades pequeñas y en aquellas zonas más afectadas por el cierre de comercios, la falta de servicios y la despoblación. “Uniéndose a nuestra red, muchos hosteleros podrán seguir dedicándose al sector, o bien nuevos emprendedores podrán coger su relevo, evitando el cierre de locales al público”, subraya el presidente y propietario de Restalia.

El modelo de franquicia de Restalia ofrece a los propietarios de los propios locales la posibilidad de darle una nueva vida al bar, o bien, abre las puertas para que nuevos emprendedores cojan el relevo.

Al mismo tiempo, confía en seguir atrayendo y fidelizando a la clientela gracias a un concepto y una carta 100% españoles. Como señala Fernández Capitán, "España es un país de bares y nuestra cultura se apoya, indudablemente, en estos locales. Vemos que muchos de los modelos de restauración organizada son conceptos extranjeros, con una propuesta culinaria a la que la gente suele ir una vez a la semana o con menos asiduidad. Pero el modelo de 100 Montaditos bebe de lo mejor de la restauración de nuestro país y ofrece una oferta gastronómica a la que el público puede acudir dos, tres, o cuatro veces a la semana, igual que iríamos a cualquier bar".

Él éxito de Restalia y 100 Montaditos

Desde su creación, hace ya 22 años, 100 Montaditos se ha convertido en un referente para personas de todas las edades y, especialmente, en un icono y lugar de reunión para las generaciones millennial y Zeta, a la que pertenece Jorge. Es el lugar al que vas con tus amigos de la universidad a refrescarte y disfrutar de un buen producto, aunque tengas un presupuesto reducido, pero también, donde encuentras a familias con niños tomando la merienda y a personas mayores disfrutando de un desayuno.

La franquicia 100 Montaditos, un caso de éxito.

/ Shutterstock

Islantilla, en Huelva, fue el lugar en el que José María Fernández puso la primera piedra de 100 Montaditos y, por tanto, de Restalia. La idea era sencilla, ofrecer a 100 pesetas 100 montaditos con pan recién hecho, maridado con cerveza fría en una jarra helada, todo en un ambiente de taberna tradicional andaluza

100 Montaditos recoge y respeta la esencia del bar español, ofreciendo producto de calidad a un precio ajustado

Noticias relacionadas

A día de hoy, el concepto original sigue ahí, y 100 Montaditos sigue ofreciendo una oferta de calidad a un precio muy ajustado, buscando el equilibrio entre el consumidor y el franquiciado. La gente acude a 100 Montaditos por su calidad, su ambiente y sus precios y los montaditos siguen siendo los protagonistas de una carta variada que se ha ampliado y adaptado a las nuevas generaciones y modos de alimentación, introduciendo nuevos ingredientes, aperitivos veganos u opciones dulces, por ejemplo.

“Proyecto Bares”, con 100 Montaditos como estandarte es, por tanto, un modelo de expansión que respeta nuestra cultura gastronómica y con el que Restalia aspira a mantener la esencia de España, un país de bares.