Gravamen

Oliu reclama que el 'impuesto' a la banca no discrimine entre entidades

  • El presidente del Sabadell afirma que perjudicará a las entidades con más negocio de pymes y sin negocio internacional

Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell.

Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell. / JORDI COTRINA / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

El presidente del Sabadell, Josep Oliu, ha asegurado este lunes que el 'impuesto' a los bancos que tramita el Congreso a instancias del Gobierno es "claramente discriminatorio" y ha asegurado que el sector está "hablando" con las autoridades políticas en "propuestas alternativas" para "ajustar a derecho y a lo que sea justo" el texto legal que finalmente se apruebe. "Entiendo que haya que arrimar el hombro por la dificultad del entorno, pero hay que darle tres vueltas a cómo esta forma de arrimar el hombro se tiene que materializar", ha reclamado. 

Durante la reunión anual de consejos consultivos del banco, Oliu ha criticado que el gravamen no se vaya a aplicar en principio a todas las entidades (solo a las que en 2019 tuvieron más de 800 millones de euros de margen de intereses más comisiones). "Discrimina no solamente a los accionistas de los bancos, sino a los de algunos bancos respecto a otros", ha lamentado.

También ha denunciado que el hecho impositivo elegido por el Ejecutivo (los ingresos obtenidos en España por la diferencia de intereses cobrados por los créditos y pagados por los depósitos, más las comisiones) "penaliza a los bancos que se dedican fundamentalmente a las pymes" -como el propio Sabadell- y a aquellos que son "puramente nacionales" (el Santander y el BBVA obtienen la mayor parte de sus resultados del exterior). 

Reparto equilibrado

"Entiendo que el Gobierno quiera equilibrar sus cuentas -en estos momentos se está produciendo unos ingresos impositivos muy favorables- y entiendo que quiera hacer frente a las necesidades de vulnerabilidad que la inflación genera en la población española. Lo único que digo es que la contribución a esa vulnerabilidad sea equilibrada", ha argumentado. En este sentido, ha recordado que el Sabadell creó en 2015 Sogeviso (empresa para ayudar a clientes con problemas de pago, sobre todo en materia hipotecaria), que jugó un papel relevante durante lo peor de la pandemia. 

El banco, ha continuado, está trabajando ya en medidas internas para afrontar las situaciones de vulnerabilidad que pueda provocar la espiral inflacionista, aunque "todavía" no se han producido. "El camino es que nosotros hagamos frente por sentido de la responsabilidad a nuestros clientes vulnerables", ha afirmado en respuesta al tope a las subidas de las cuotas hipotecarias a tipo variable propuesta por Unidas Podemos.  

Noticias relacionadas

En la misma línea, el consejero delegado de la entidad, César González-Bueno, ha pedido que el nuevo 'impuesto' sea "temporal y no distorsione la competencia" y ha destacado que el Sabadell pagó unos 800 millones de euros en impuestos el año pasado, frente a unos beneficio de 530 millones

El ejecutivo también ha asegurado que el efecto positivo del alza de tipos en los ingresos del banco superará el impacto negativo de la inflación y la previsible mayor morosidad: "Esperamos más vientos de cola que vientos de cara". Asimismo, ha anunciado la jubilación de Miguel Montes, histórico directivo del banco, que será sustituido por Sonia Quirús al frente de recursos humanos y Jorge Rodríguez en banca de particulares.