Inversiones del Ejecutivo catalán

Infraestructures.cat aumenta un 50% el presupuesto en obra pública de la Generalitat respecto al 2017

La empresa ejecutora de las infraestructuras del Govern destinará 678 millones a transporte público, hospitales o escuelas

El principal reto será tramitar a tiempo los proyectos de los fondos europeos para no perder las subvenciones

La tuneladora de la L9 del metro.

La tuneladora de la L9 del metro. / MARTA VIDAL / ACN

3
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

Una década después de su creación, Infraestructures.cat, la empresa pública que ejecuta las obras de la Generalitat, afronta este 2022 con el 50% más de presupuesto que en 2017, un total de 678,977 millones de euros. Atenta a las consecuencias que pueda tener la inflación, pero con el mensaje de la Conselleria d'Economia i Hisenda de que el presupuesto del 2023 será expansivo, el brazo ejecutor de los grandes proyectos de transporte público, escuelas o hospitales de Catalunya tiene en los fondos europeos su principal amenaza.

El presidente de Infraestructures.cat, Miquel Buch, ha recordado que la empresa se creó en 2012 en un contexto de crisis económica, con la voluntad de lograr la "máxima eficiencia" a la hora de proyectar, construir y mantener las grandes obras del Govern. Ahora, la situación es bien distinta. De hecho, en los próximos meses tendrán una auténtica prueba de fuego con el paquete de fondos Next Generation y son conscientes de ello.

50% más de plantilla

"Necesitamos avanzar al máximo las obras para evitar los imprevistos", ha encajado Buch. La empresa está sometida a un fuerte estrés para cumplir los calendarios de Bruselas. Sus 'clientes', las 'conselleries', se juegan demasiado y les presionan. Por ejemplo, el 31 de diciembre de 2023 todos los proyectos del programa React-EU deberán estar ejecutadas, certificadas y en servicio. Encontrar empresas para desplegar fibra óptica en determinados lugares está siendo complicado, ha admitido el presidente.

Parte de esas obras ya se estaban haciendo pero, como fue una 'ampliación' de los fondos Feder 2014-2020 que se cierran al acabar 2023, hay que ser diligente. Se prevé ampliar la plantilla de Infraestructures.cat en un 50% para asumir la carga extra de trabajo: se pasará de 180 personas a 270. Algunos ya se han incorporado y otros lo harán próximamente.

Licitaciones en marzo

Además del React-EU, de donde beben por ejemplo la mayoría de los proyectos del Departament de Vicepresidència, Polítiques Digitals i Territori, en Catalunya muchas de las subvenciones europeas llegarán a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). El Gobierno de Pedro Sánchez ha aconsejado que en marzo estén licitados los proyectos para cumplir los plazos. No es vinculante, pero la fecha orientativa tensa las costuras de las administraciones, como las de la Generalitat y, de paso, las de Infraestructures.cat.

Con la L9 como proyecto estrella, la empresa tiene también en cartera para los próximos años la conexión de las dos líneas de Ferrocarrils de la Generalitat (futura L8), el carril bus de la B-23, la variante de Olot, la ampliación del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa, el nuevo Joan XXIII de Tarragona, el centro penitenciario de la Zona Franca o el edificio judicial de Martorell, por citar algún ejemplo.

Cinco proyectos desiertos

Noticias relacionadas

Tanto Buch como el secretario general de Economia, Jordi Cabrafiga, se han referido también al alza de los precios en las obras públicas, que el Ministerio de Transportes trató de contrarrestar en marzo con el real decreto ley 3/2022 que permite la revisión excepcional de precios. Precisamente ahora se están empezando a pagar las indemnizaciones.

No obstante, los temores de los contratistas de obra pública respecto a las dificultades para asumir los proyectos por el encarecimiento de las materias primas no se ha traducido en concursos desiertos. De las 300 licitaciones de este año, únicamente cinco se han encontrado en esta situación.

Coloquio entre los 'consellers' Rull y Nadal para celebrar 10 años

El miércoles de la semana que viene, el 21 de septiembre, Infraestructures.cat citará a dos ilustres del ramo para arrancar con los festejos del décimo aniversario de la empresa pública: los 'consellers' Josep Rull (que ocupó la cartera de Territori i Sostenibilitat entre 2016 y 2017) y Joaquim Nadal (titular de Politica Territorial i Obres Públiques entre 2003 y 2010) protagonizarán un coloquio en el Palau de Pedralbes para debatir sobre el futuro de las infraestructuras. Nadal y Rull compartieron intensos debates en el Parlament durante años, ya que el segundo era el responsable de esa cartera de CiU y ejercía la oposición a Nadal. El presidente de Infraestructures.cat, Miquel Buch, ha expuesto que la intención de la celebración no es conmemorar qué se ha hecho sino contribuir a dibujar la Catalunya del futuro y, entre otros aspectos, ver cómo se pueden aplicar mecanismos medioambientales para mejorar el planeta. Cada seis semanas se prevé un coloquio de este tipo y también se organizará una exposición fotográfica en el Palau Robert.