Poder adquisitivo

La CEOE advierte de que anunciar subidas del SMI "entorpece" la negociación colectiva

La patronal pide al Gobierno que, si quiere ayudar a los trabajadores, baje el IRPF con los ingresos que le han 'caído del cielo' por la inflación

El vicepresidente de la CEOE Íñigo Fernández de Mesa.

El vicepresidente de la CEOE Íñigo Fernández de Mesa. / David Mudarra (Cedida)

2
Se lee en minutos
EP

El presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE) y vicepresidente de la CEOE, Íñigo Fernández de Mesa, ha afirmado este miércoles que "ahora no es el momento" de hablar del salario mínimo interprofesional (SMI) y ha advertido al Gobierno de que los anuncios sobre su subida "entorpecen y retrasan" la negociación colectiva.

Fernández de Mesa, en declaraciones a Radio Intereconomía recogidas por Europa Press, ha explicado que anunciar que se va a subir el SMI dificulta que se puedan alcanzar acuerdos colectivos, pues muchos negociadores de convenios se quedan a la expectativa. "Lejos de ayudar, entorpece", ha denunciado.

En todo caso, ha negado que la negociación colectiva esté evolucionando a un menor ritmo que en otras épocas de crisis y ha reiterado que la única "línea roja" que pone la CEOE a un acuerdo salarial con los sindicatos es indexar los sueldos a la inflación.

Sobre la subida del SMI, ha insistido en que es competencia del Gobierno y ha considerado que ahora no es el momento de hablar de ello. "No es el momento de producir este debate. Hay que ser serios. Se discute de enero a enero y la valoración debe hacerse en diciembre, tras un análisis riguroso", ha apuntado.

Así, Fernández de Mesa ha subrayado que, a la hora de decidir la subida del SMI, el Gobierno tendrá que valorar la actual coyuntura económica, "que está siendo muy volátil y complicada", así como el "impacto significativo" que, a su juicio, puede tener sobre el empleo.

Al margen de "medidas de tipo populista", el vicepresidente de la CEOE ha afirmado que si el Gobierno quiere compensar a los trabajadores por la pérdida de poder adquisitivo, utilice los ingresos extraordinarios que le han 'caído del cielo' por la subida de la inflación para rebajar impuestos como el del IRPF.

"Mayor inflación significa menores beneficios empresariales, menor poder adquisitivo y mayores ingresos fiscales. Si se quiere compensar a los trabajadores por su pérdida de poder adquisitivo la vía no es aumentar la fiscalidad, sino rebajar impuestos", ha apuntado.

Noticias relacionadas

Así, ha criticado que se quiera "meter presión a las empresas", que han sufrido mucho durante la pandemia y ahora padecen con los aumentos de costes, cuando son en realidad las arcas públicas las únicas que se benefician de la inflación.

"El Gobierno tiene que ser responsable y coherente. La subida del SMI tiene consecuencias y no se puede hacer de forma apresurada y frívola. Y si quiere hacer un pacto de rentas no inflacionista debería usar sus beneficios caídos del cielo para bajar el IRPF (..) Hay que mirar con sentido de Estado y no politizar la subida del SMI", ha zanjado.