Medioambiente

Los residuos plásticos se triplicarán en 2060, advierte la OCDE

El organismo con sede en París propone aplicar impuestos y fomentar la reutilización para limitar la contaminación

Los residuos plásticos se triplicarán en 2060, advierte la OCDE

Epi_rc_es

5
Se lee en minutos
Gabriel Santamarina

La cantidad de residuos plásticos generados en todo el mundo se triplicará de aquí a 2060 y solo se reciclará una quinta parte, según advierte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el informe titulado Perspectivas mundiales del plástico: escenarios de política a 2060 (Global Plastics Outlook: Policy Scenarios to 2060). Para luchar contra este tipo de contaminación, el organismo con sede en París plantea adoptar medidas radicales para frenar la demanda, aumentar la vida útil de los productos y mejorar la gestión de los residuos y la capacidad de reciclaje. El estudio estima que en esa fecha casi dos tercios de los residuos plásticos provendrán de productos de corta duración, como envases, artículos de bajo coste y textiles.

“Si deseamos un mundo libre de contaminación por plástico, acorde con las metas de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, tendremos que adoptar medidas mucho más estrictas y coordinadas a escala mundial", declaró Mathias Cormann, secretario general de la OCDE, el pasado junio durante la presentación del informe. El club de los países industrializados propone aplicar políticas públicas concretas a lo largo del ciclo de vida de los productos plásticos para frenar las filtraciones de plástico en el medio ambiente.

De no instaurar políticas "nuevas y audaces", avisa, el consumo mundial de plástico pasará de los 460 millones de toneladas en 2019 a 1.231 toneladas en 2060, lo que representa un incremento más rápido que el de la mayoría de las materias primas. El mayor crecimiento se registrará en los países en desarrollo y emergentes de África y Asia, aunque los miembros de la OCDE seguirán produciendo muchos más residuos plásticos por persona (238 kilos al año de media) en 2060 que los países no pertenecientes a la Organización (77 kilos).

A nivel mundial se prevé que las filtraciones de plástico en el medio ambiente se duplicarán hasta sumar 44 millones de toneladas al año y que la acumulación de plástico en lagos, ríos y océanos se triplicará, al dispararse de 353 millones de toneladas en 2019 a 1.014 en 2060. "La mayor parte de la contaminación emana de los residuos de mayor tamaño, conocidos como macro plásticos, pero las filtraciones de los micro plásticos -polímeros sintéticos de menos de 5 milímetros de diámetro- procedentes de artículos como los gránulos de plástico industriales, los textiles y el desgaste de los neumáticos, se han convertido también en motivo de grave preocupación", sostiene el análisis.

El aumento del consumo de plástico y sus residuos se producirá pese a que, según las proyecciones de la OCDE, se incrementará el uso de plástico reciclado en la fabricación de nuevos productos y de que habrá avances tecnológicos y cambios económicos que rebajará un 16% la cantidad de plástico necesaria para generar un euro de riqueza.

La proporción de residuos de plástico que se reciclará con éxito se incrementará al 17% en 2060, según los cálculos del organismo internacional, casi el doble de lo que se reciclaba en 2019. La incineración y el relleno sanitario seguirán representando alrededor del 20% y el 50% de los residuos de plástico, respectivamente. El porcentaje de plástico que no se sujeta a los sistemas de gestión de residuos y acaba en vertederos no controlados, se quema en fosas abiertas o se filtra en la tierra o entornos acuáticos disminuirá del 22% al 15%.

El informe indica, igualmente, que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero podría disminuir la contaminación por plástico, si se tiene en cuenta la interacción entre el ciclo de vida del plástico, los combustibles fósiles y el cambio climático. Algunas de las políticas públicas destinadas a reducir el impacto medioambiental del plástico y fomentar un uso más circular de los mismos pasarían, según la OCDE, por aplicar impuestos sobre los productos de plástico -incluidos los envases- e incentivar la reutilización y la reparación de este tipo de artículos. También habría que mejorar la infraestructura de gestión de residuos y aumentar las tasas de recogida.

Reciclaje de plástico

Desde la compañía Optimiza tu Residuo, especializada en el reciclaje de plásticos, explican a este diario que "es más caro producir el plástico de cero que reciclarlo porque una vez que lo tienes no hay que realizar extracciones de petróleo”. Además, la cantidad de plástico reciclable es infinita, por lo que no hay problema en que pase uno o varios procesos, agregan.

En esta carrera del plástico reciclable, algunas de las grandes embotelladoras ya se han adaptado. A principios de este año, Bezoya anunció que en 2021 utilizó plástico reciclado equivalente a 280 millones de botellas de agua de 1,5 litros y otras como Pepsico invirtieron hasta 14 millones en construir plantas para embotellar con plástico 100% reciclado.

Junto a las inversiones, es un factor clave la educación ambiental. “Además de reducir el consumo, es importante que los niños reciban educación en los colegios para que aprendan a separar en varios cubos y que los plásticos no acaben en los ríos o en el mar”, señalan en Optimiza tu Residuo.

Noticias relacionadas

Por su parte, la organización ecologista Greenpeace no cree que la solución sea el reciclaje, sino la reutilización de envases. "Existen importantes ineficiencias del sistema de gestión de residuos. Depositar los envases en el contenedor correspondiente no es una garantía de reciclaje. Además, no es posible reciclar el plástico al 100% y muchos envases, como por ejemplo los que miden menos de 10 centímetros o los que contienen PVC, no se están recuperando. Tampoco se recupera todo el material de los envases brick", explican en su web.

WWF, mientras, ha instado a la ONU que elabore un tratado mundial para acabar con la contaminación por plásticos en la naturaleza para 2030. "La contaminación por plásticos se cuadruplicará en 2050 y muchas áreas sufrirán riesgos ecológicos significativos que perjudicarán los esfuerzos actuales para proteger y aumentar la biodiversidad si no se toman medidas", advierte la ONG.