Comercio

Bike Ocasión acelera y aspira a triplicar ventas en los próximos cinco años

  • La empresa de compraventa de bicicletas calcula que ingresará 8 millones de euros este año, un 30% más que el anterior

  • Esta compañía con sede en Terrassa (Barcelona) ultima trámites para estrenarse en Francia o Italia a comienzos de 2023

Un trabajador de Bike Ocasión prepara una de las bicicletas para entregarla a su nuevo dueño.

Un trabajador de Bike Ocasión prepara una de las bicicletas para entregarla a su nuevo dueño. / Bike Ocasión

2
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

En pleno séptimo aniversario y con un volumen de negocio más de tres veces mayor al que registró en su primer año completo, Bike Ocasión sigue acelerando y prevé igualar hito en el próximo lustro. La compañía se ha puesto como objetivo alcanzar en 2026 los 20 millones de euros de facturación, una cifra que supondría triplicar de nuevo los ingresos del año pasado. Por el camino, esta empresa de compraventa de bicicletas da por seguro que llegará a los 8 millones de euros en ventas este año (un 30% más que en 2021) y que arrancará 2023 estrenándose en suelo europeo, con toda probabilidad en Francia o Italia.

De este modo, la compañía ejecutaría uno de los grandes objetivos de su fundador, Xavier Palmero, cuando decidió asociarse con los inversores Juan Domingo y Borja Mesonero-Romanos, que entraron en la compañía “con una inversión relevante” el año pasado y que se han mudado de Madrid a Barcelona para meterse de lleno en su operativa. Todo con la idea de llevar a Bike Ocasión al siguiente nivel: expandir su red nacional y crecer fuera de España, donde las pocas firmas que se dedican a su mismo mercado son iguales o más pequeñas que la suya.

“Más que competir, queremos evangelizar, que la gente sepa que esto existe”, resume Domingo, ahora co-consejero delegado de la compañía. Él y su socio vieron en la empresa “un proyecto apasionante” que tiene a favor el crecimiento de la industria del ciclismo en sí y el auge de la cultura de la segunda mano. “Aparte de en la bici, en lo que más creemos del proyecto es en el reacondicionamiento: somos el líder en este nicho en España, somos quienes tenemos más ‘stock’”, asegura el empresario.

De tienda pequeña a doble nave

Precisamente, el propósito de la compañía es vender bicicletas de calidad casi perfecta a un precio inferior del que tendría si fuera nueva (la rebaja gira de media en torno al 30%). “La diferencia es que no solo compramos y vendemos, sino que en medio esa bicicleta te la dejamos como nueva: tenemos un equipo de 11 mecánicos que se dedican a dejar la bici prácticamente como si estuviera nueva”, detalla Domingo. Así, lo que Palmero empezó como aficionado al ciclismo con una pequeña tienda, hoy son dos naves de 2.500 metros cuadrados en Terrassa, 1.000 bicis en ‘stock’, una plantilla de unas 35 personas y una red formada por una veintena de socios afines que se encargan de comprar las bicicletas que se venderán luego en Terrassa o por internet. El plan, por cierto, es que esta red sea el doble de grande de cara a final de año.  

Noticias relacionadas

“La gente nos contacta porque quiere vender su bicicleta, nosotros mandamos uno de los socios que tenemos por España [en el caso de Catalunya la recogen ellos mismos a domicilio] o viene aquí, la valoramos y pagamos al cliente al momento”, explica el co-consejero delegado de Bike Ocasión. Ellos la revisan, la reparan, y, una vez lista, la publican en la página web, porque la compra solo puede hacerse por allí o en sus instalaciones en Terrassa. Y del margen entre una cosa y otra salen sus ganancias.

El negocio es rentable desde el comienzo y lo sigue siendo, lo único que hemos hecho es alguna inyección de capital para aumentar las existencias”, concluye Domingo.