Consumo

Mahou San Miguel invertirá 7 millones en su planta de Lleida para asegurar su competitividad

  • Con este movimiento, la compañía acumula más de 33 millones de euros destinados a esta fábrica en los últimos diez años

  • La empresa reforzará también sus centros de Burgos y Córdoba, con 4 y 3,3 millones de euros de inversión respectivamente

La fábrica de Mahou San Miguel en Lleida.

La fábrica de Mahou San Miguel en Lleida. / Mahou San Miguel

2
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

El plan industrial de la cervecera Mahou San Miguel pasa por destinar este año casi 15 millones de euros a tres de sus centros de producción. Las plantas beneficiadas son las de Lleida (que se lleva prácticamente la mitad de esta cantidad), Burgos y Córdoba, y la idea, según los comunicados donde así lo anuncia, es "asegurar su sostenibilidad y competitividad futuras". De este modo, la compañía prevé destinar estos recursos a proyectos vinculados con la eficiencia energética, la circularidad de los envases y la digitalización. Y hacerlo, "a pesar de la complejidad del entorno económico actual del país, marcado por la inestabilidad y las tensiones en la cadena de suministro".

Concretamente, la planta de Lleida recibirá 7 millones de euros, uno más de los que destinó a estas mismas instalaciones la compañía el año pasado. En este caso, el objetivo es impulsar proyectos de innovación y empaquetado sostenible, así como iniciativas orientadas a digitalizar y automatizar la fábrica. Con esta transfusión de dinero, la planta acumula algo más de 33 millones de euros de inversión en los últimos diez años.

Según sus máximos responsables, estas tres fábricas llevan años (60, en el caso de la catalana) "contribuyendo al progreso económico y social de su entorno". "Por eso año tras año reforzamos nuestra inversión para dotar a nuestras instalaciones del nivel de eficiencia, calidad y competitividad que nos permita seguir generando empleo y riqueza local, con el mínimo impacto ambiental posible", explican.

En estos últimos años, apostilla la compañía, la fábrica de Lleida ha conseguido disminuir un 15% su consumo unitario de agua, un 4% el de energía y un 7% el de sus emisiones de CO2.

Apuesta por el entorno

Noticias relacionadas

"La contribución al progreso socioeconómico de las zonas en las que opera es uno de los ejes clave de la estrategia de Sostenibilidad de Mahou San Miguel para la próxima década", contextualiza el comunicado. "La compañía contribuyó, gracias a su actividad, con 262 millones de euros a la economía catalana en el último año y realizó compras de bienes y servicios por valor de 78,5 millones de euros a 440 empresas locales", agrega, apuntando también a que la empresa genera a su alrededor 17.000 puestos de trabajo indirectos en esta región.

En la fábrica de Lleida, ahora reforzada dentro de este plan de inversiones, trabajan más de 160 personas, una plantilla algo menor a la de Burgos, pero que dobla la de Córdoba.