Crisis energética

Foment del Treball pide al Gobierno que convenza a Francia para construir el MidCat

Josep Sánchez Llibre ha defendido que en los aspectos económicos "no van a ser un obstáculo" porque será financiado por los fondos europeos

Foment del Treball pide al Gobierno que convenza a Francia para construir el MidCat

EFE / Marta Pérez (Efe)

2
Se lee en minutos
El Periódico

Siguen las reacciones a la petición de Alemania de construir un gasoducto que conecte la Península Ibérica con el centro Europa y la réplica de la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con el anuncio de que esta infraestructura puede estar construida en un plazo de ocho o nueve meses. En este caso ha sido el presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, quien ha instado al Gobierno a convencer a Francia para sacar adelante el proyecto que mantendría el mismo trayecto que el viejo MidCat, al atravesar Catalunya hasta los Pirineos.

"No se puede desperdiciar esta oportunidad de liderar y que España sea el principal 'hub' europeo de interconexión gasística y quizás el primer 'hub' mundial", ha indicado Sánchez Llibre en una entrevista este martes en TVE recogida por Europa Press. La patronal catalana ha sido una de las máximas valedoras de este proyecto llegando, incluso, a reunirse con los responsables del gabinete de la comisaria de energía, Kadri Simson, en Bruselas para lograr la reactivación de esta interconexión y la financiación europea, consciente de la repercusión que podría traer para el empresariado de la región esta nueva tubería.

Según fuentes del sector, el proyecto que está sobre la mesa y en el que llevan meses trabajando los operadores del sistema gasista español (Enagás) y francés (Teréga) sigue el mismo trazado que el antiguo MidCat y también su capacidad, al estar proyectado para transportar un flujo de 7.000 millones de metros cúbicos de gas. Pero cuenta con diferencias como que el objetivo ahora es el envío de gas del sur al norte, en vez de al revés, así como la posibilidad de que permita el intercambio de gases renovables como el hidrógeno verde.

En total el proyecto supondría una inversión de 370 millones de euros, pero su construcción está condicionada a que Francia se comprometa a continuar el tubo de los Pirineos al resto del continente, así como a que Europa financie el proyecto, según lleva meses insistiendo el Gobierno español. En este sentido, Sánchez Llibre ha celebrado la complicidad de Alemania en el proyecto y ha confiado en "el buen hacer de la diplomacia española y alemana para convencer y obtener la complicidad del gobierno francés".

Noticias relacionadas

El representante de las empresas catalanas ha deseado que se venzan los aspectos técnicos y ha defendido que los económicos "no van a ser un obstáculo", ya que el proyecto estará financiado por los fondos europeos. Asimismo ha puesto en valor que España cuente con siete plantas regasificadoras de gas licuado, por lo que tiene capacidad de almacenamiento de este gas, y reduce su dependencia de Rusia.

Por otra parte, Sánchez Llibre ha reclamado al Ejecutivo mejorar sus relaciones con Argelia, ahora el segundo proveedor de gas después de que Estados Unidos le desbancara del primer puesto tras el cierre del gasoducto que atraviesa Marruecos a finales de diciembre del año pasado, aunque también ha recordado que este país "ya ha dicho que no va a dejar de suministrar gas".