Crisis energética

La Generalitat considera que "no es realista ni responsable" acotar a 9 meses la construcción del MidCat

Giró pide una aproximación más realista de fechas y advierte que para Francia "no es una prioridad"

El ’conseller’ de Economia, Jaume Giró, y el ’president’ de la Generalitat, Pere Aragonès, en el hemiciclo del Parlament.

El ’conseller’ de Economia, Jaume Giró, y el ’president’ de la Generalitat, Pere Aragonès, en el hemiciclo del Parlament. / David Zorrakino / Europa Press

2
Se lee en minutos
El Periódico

El conseller de Economía y Hacienda de la Generalitat, Jaume Giró, no se fía de los tiempos anunciados por el Gobierno central para construir el MidCat. "No es realista ni responsable" acotar a entre ocho y nueve meses el plazo de construcción del gaseoducto que atravesaría Catalunya, ha asegurado Giró en declaraciones a TV-3, recogidas por Europa Press.

Estas declaraciones llegan un día después de que la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, anunciase ese plazo de tiempo, algo que ha vuelto a reiterar este sábado el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.

La cifra es el resultado de un estudio llevado a cabo por el operador del sistema gasista español (Enagás) y su homólogo francés (Teréga) para acelerar la construcción de una nueva interconexión con el resto del continente de cara a la crisis energética que puede surgir cuando Moscú cierre el grifo del gas. Y aunque el trazado será similar al del MidCat --se aprovechará la parte ya construida de forma que hay que construir solo los 100 kilómetros que restan hasta Francia--, se trata de un nuevo proyecto que funcionaría en sentido inverso (sur-norte) y que permitiría también transportar hidrógeno.

El objetivo es duplicar la capacidad de los dos gasoductos actuales --que atraviesan el País Vasco-- con una nueva tubería por Catalunya con un flujo máximo de 7.000 millones de metros cúbicos. El proyecto supondrá una inversión de 370 millones de euros, según estimó Enagás en la redacción de su plan estratégico.

Noticias relacionadas

Giró ha remarcado que el Govern está a favor de la construcción de este gasoducto, pero ha considerado que su construcción "no será ni fácil ni rápida", por lo que ha pedido al Gobierno central hacer una "aproximación realista" de los plazos del proyecto. Enagás ha puntualizado que esos ocho meses de plazo empiezan a contar a partir del inicio de la construcción, cuando ya se tengan todas las autorizaciones previas.

En este sentido, Giró ha considerado el proyecto como una solución parcial al estar pendiente de las aprobaciones de las distintas instituciones francesas y europeas y ha añadido que para Francia "no es una prioridad", puesto que el país produce el 70% de su electricidad mediante las energías nucleares. La posición de Francia es fundamental porque debe comprometerse a continuar el tubo hacia el resto del continente, además el Gobierno español insiste en que el gasoducto debe ser financiado por Bruselas.

Temas

Gas Energía