Datos de junio

La industria acelera pese al alza de la energía y ya produce más que antes del covid

  • Actividades como la metalurgia o la fabricación de vehículos todavía están en niveles muy lejanos a los de antes de la pandemia 

La industria acelera pese al alza de la energía y ya produce más que antes del covid

Epi_rc_es

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La industria española aceleró en junio sus producciones y ya fabrica más que antes del covid. Así lo muestran los últimos datos publicados por el INE este viernes, que revelan que pese al encarecimiento de la energía y la escasez puntual de determinadas materias primas por la guerra de Ucrania, el sector secundario en España crece, especialmente el textil, la fabricación de vehículos y el tabaco. Según datos corregidos a efectos estacionales y de calendario, la tasa de producción industrial aumentó el 1,2% en junio respecto a mayo, espoleada por los bienes de equipo, los no duraderos y la propia generación de energía.

Si bien el conjunto de la economía española no ha recuperado plenamente sus niveles previos a la irrupción de la pandemia, varios son los indicadores que se suceden en esa dirección. La última encuesta de población activa (EPA) ya señalaba que en España se trabajan más horas que antes del coronavirus. Y este viernes la encuesta de índice de producción industrial (IPI) de junio ya revela que el sector secundario produce más que antes del 2020.

Los casos más claros son la confección de prendas de vestir, que ha experimentado un repunte sin precedentes del 46,8% respecto al periodo precovid, y, de manera más moderada pero notable, la industria farmacéutica (+18,3%). En ambos casos las nuevas necesidades derivadas de la pandemia han aupado sus producciones, en el caso del primero con las mascarillas y en el segundo dada la mayor actividad sanitaria.

No obstante, no todas las ramas industriales tienen su maquinaria al mismo rendimiento y hay sectores tractores que todavía no se han recobrado del efecto pandémico y el corte de cadenas que ello implicó. Es el caso de la industria del cuero y el calzado, que todavía produce el 2,3% menos, así como el de las artes gráficas (-4,1%) o la reparación e instalación de maquinaria (-1,9%).

Noticias relacionadas

Aunque los gremios más damnificados por la actual escalada energética están lejos de los niveles que registraban a las puertas del verano del 2019. Es el caso de la metalurgia, que produce el 12,6% menos que hace tres años, y las industrias dedicadas a la fabricación de vehículos de motor (-11,7%) y materiales de transporte (-18%). En estos dos últimos casos al encarecimiento de los suministros energéticos se suma la doble crisis que atraviesa el sector de la auto. Por un lado, la escasez de semiconductores ha tenido paradas por momentos las líneas de ensamblaje de los principales fabricantes. Y, por otro, la transición al vehículo eléctrico y los nuevos hábitos de movilidad y consumo rebajan las producciones que históricamente ha mantenido el sector.

Solo hay tres comunidades autónomos que todavía no han recuperado los niveles de producción industrial que tenían antes del covid. Es el caso de Cantabria, Castilla y León y La Rioja. Catalunya, por su parte, fabrica el 4,4% más de bienes y servicios de este sector, pese a que en junio ha experimentado un frenazo considerable. Los datos de junio se enmarcan en el cierre del segundo trimestre del año, en el que la economía catalana creció en su conjunto, pero sectores como la industria y la agricultura retrocedieron, lastrados por las amenazas internacionales.