Calor extremo

Inspección de Trabajo acude a la oficina de Correos en Barcelona paralizada por altas temperaturas

CGT ha indicado en un comunicado que el centro seguirá paralizado hasta que la Conselleria de Empresa y Trabajo de la Generalitat "intervenga y decida las medidas que debe tomar la empresa para su reapertura"

Inspección de Trabajo acude a la oficina de Correos en Barcelona paralizada por altas temperaturas
1
Se lee en minutos
Europa Press

Inspección de Trabajo ha acudido este jueves a la oficina 35 de Correos de Barcelona para medir las condiciones climáticas del centro, después que el miércoles los sindicatos UGT, CC.OO. y CGT interpusieran una denuncia en la institución y pararan la actividad laboral de la sucursal por un "exceso de temperaturas".

Fuentes de CC.OO. han explicado a Europa Press que Inspección ha realizado un requerimiento a Correos para que, cuando se solvente el problema, la actividad se retome conforme el artículo 21 de la Ley de Protección de Riesgos Laborales, que permite a los trabajadores negarse a trabajar si se detecta que las condiciones de trabajo son "peligrosas".

CGT ha indicado en un comunicado que el centro seguirá paralizado hasta que la Conselleria de Empresa y Trabajo de la Generalitat "intervenga y decida las medidas que debe tomar la empresa para su reapertura", ya que es la autoridad laboral quien debe determinar si se reanuda o no la actividad.

Así, CGT ha instado a la Conselleria a que "actúe y vigile para que se cumpla la Ley de Protección de Riesgos Laborales y para que se preserve la salud de quienes están trabajando en la oficina".

Temperaturas extremas

Los delegados de prevención de riesgos laborales de UGT, CC.OO. y CGT de Catalunya comunicaron que las temperaturas en la sucursal oscilaban entre los 32 y 33 grados, lo que podía conllevar "un grave riesgo" para la salud de los trabajadores.

Noticias relacionadas

Por su parte, Correos defiende que se trata de "una avería en el sistema de climatización que está a la espera de que la empresa proveedora facilite la pieza de repuesto necesaria para subsanarla", asegurando que han instalado sistemas de refrigeración provisionales.

CC.OO. ha concretado que los trabajadores se han trasladado a la sucursal número uno, en la plaza Letamendi y a la unidad de distribución 29, en la calle de Còrsega de Barcelona.