Salud laboral

Primera sentencia que reconoce la muerte por amianto de un trabajador del metro de Barcelona

  • El juzgado número 8 de lo social considera que la empresa municipal no evaluó correctamente los riesgos y abre la puerta a nuevas demandas

Primera sentencia que reconoce la muerte por amianto de un trabajador del metro de Barcelona

ZOWY VOETEN

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El juzgado número 8 de lo social de Barcelona ha dictado la primera sentencia que reconoce la muerte de un trabajador del metro por exposición al amianto. El magistrado considera probado que la empresa municipal no evaluó correctamente los riesgos del puesto de trabajo del fallecido, lo que acabó derivando en una falta de medidas preventivas, que derivaron en un cáncer muy agresivo y este acabó causándole la muerte en 2019. La sentencia, ganada por el bufete de abogados Col·lecitu Ronda, permitirá a la viuda ver incrementada su pensión al acreditarse que la muerte de su esposo fue por enfermedad profesional. Y abre la puerta a nuevas demandas por daños y perjuicios y falta de seguridad que, en futuras instancias, podrían acabar derivando en responsabilidades penales para TMB, tal como ya pasó en el Metro de Madrid. 

“Esta sentencia demuestra que gran parte de la plantilla ha estado expuesta al amianto”, ha declarado la presidenta del comité de empresa del metro de Barcelona, Amada Álvarez. “Es una sentencia histórica”, ha calificado el abogado del Col·lectiu Ronda Àlex Tisminetzky. El fallo del juzgado número 8 de lo social es el primero de una serie de otras seis demandas interpuestas por ex trabajadores o familiares y gestionadas por Ronda. Cuatro de ellas por familiares de fallecidos y otras dos por ex empleados con incapacidades graves. Todos expuestos por amianto. 

"TMB respeta la sentencia judicial que declara que la pensión de viudedad de la mujer de un trabajador de TMB deriva de enfermedad profesional, pero en este caso no comparte las conclusiones de la resolución que recurrirá al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya", ha avanzado la empresa en un comunicado.

"Es incontestable que el amianto ha sido y continúa siendo un problema grave en el metro de Barcelona", afirma el magistrado en su fallo. Según fuentes consultadas de la CGT, actualmente hay 25 trabajadores en activo que tienen diagnosticadas afectaciones relacionadas con la exposición del amianto y sobre las que se realizan revisiones médicas periódicas.

20 años en los túneles del metro

La víctima trabajó 20 años para TMB, entró a trabajar en la línea 5, en la estación de Can Boixeres, y se jubiló en 2008. Durante ese periodo ejerció como auxiliar técnico de instalaciones eléctricas, es decir, se dedicaba a ir por los túneles realizando tareas de mantenimiento y reparando averías. Unos espacios y materiales que la sentencia identifica como continentes de amianto. Pero dicho rol TMB, que desde el año 1988 empezó a realizar mediciones de amianto en todo su sistema ferroviario, no lo reconoció como vulnerable al amianto y por ello no le dotó de las protecciones ni de las revisiones médicas pertinente para controlar la exposición al mismo, según recoge la sentencia. 

El entonces empleado acabó desarrollando un mesotelioma pleural maligno, un tipo de cáncer "casi exclusivamente provocada por la exposición al amianto", según reconoce la sentencia. Este tipo de enfermedad queda latente en el cuerpo y no se suele manifestar antes de un periodo de 15 años desde el inicio de la exposición, un lapso temporal que coincide con el tiempo que el fallecido trabajo en los túneles del metro. Pese a las pruebas aportadas y que el propio perito de TMB reconoció que en el 80% de esos cánceres vienen provocados por el amianto, la empresa alegó durante el juicio que "eso no significaba una exposición al amianto y menos en el ámbito laboral" y que era muy probable que se hubiera contagiado antes de entrar como empleado en los túneles, según recoge el fallo.

"No se podía abrir este melón"

Noticias relacionadas

"No se podía abrir este melón", afirmó el abogado de TMB durante el juicio, tal como recoge la sentencia. La expresión del letrado hace referencia a las conclusiones del magistrado, en base a los informes periciales. Y es que el caso juzgado demuestra que "es posible que esa exposición [al amianto] no fuera intensa o prolongada, pero eso no descarta que contrajera la enfermedad por ese motivo, según se ha visto", según deja constancia el juez en su fallo. Es decir, el fallecido ejemplifica que no es necesaria una alta exposición a las fibras de amianto -ampliamente utilizadas en muchos componentes durante años- para acabar desarrollando afecciones de graves consecuencias. Lo que incluye a una gran parte de la plantilla de TMB, más allá de los habituales ya identificados por la dirección.

La conflictividad en relación al amianto en el metro no es una cuestión reducida a Barcelona. Hace una semana la dirección del Metro de Madrid, los sindicatos más representativos entre la plantilla y familiares afectados firmaron un acuerdo para indemnizar a las víctimas del amianto y enterrar la judicialización de los casos. Para el mismo, la empresa ha dispuesto un fondo de 7,4 millones de euros con el que pagar indemnizaciones, mientras los afectados renuncian a futuras acciones penales, civiles y laborales derivadas de los hechos investigados. El pacto llega tras más de dos años de negociaciones y tras iniciar la Fiscalía, en 2018, diligencias penales contra la dirección.