Tributación

Gortázar (CaixaBank): "El impuesto a la banca nos costará entre 400 y 450 millones este año"

El consejero delegado del grupo afirma que la medida fiscal es "injusta, distorsionadora y contraproducente"

Gonzalo Gortázar, en la sede de CaixaBank en València, esta mañana.

Gonzalo Gortázar, en la sede de CaixaBank en València, esta mañana. / M.A. MONTESINOS

1
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha estimado que el impuesto a la banca le costará a su entidad entre 400 y 450 millones de euros este año. En la presentación de los resultados hasta junio, ha destacado que el impacto será "muy significativo".

A su juicio, la medida es "equivocada y errónea" además de "injusta, distorsionadora y contraproducente". Ha recordado que la rentabilidad media del sector era a 31 de marzo del 5,37%, "que no es extraordinariamente elevada sino baja". Gortázar critica el hecho de que se "culpe" o estigmatice a la banca. Incluso ha abogado por un recargo sobre los beneficios no sobre los ingresos, "suban o bajen".

También considera que se producirán discriminaciones y se distorsionará la competencia ante los bancos extranjeros que operan en España y no llegan al umbral mínimo para tributar (800 millones), o los fondos buitre, e incluso las normas bancarias europeas, que piden que las entidades repercutan todos sus costes a la hora de ofrecer productos. "Como país no nos podemos permitir ir contra la normativa bancaria europea", ha sentenciado.

Noticias relacionadas

Además ha añadido que el gravamen es contraproducente porque las crisis han demostrado que cuando el sector financiero no está en buena posición esta tiene peores efectos. "Que la primera medida sea debilitar al sector es contraproducente" y ha puesto como ejemplo lo sucedido en la crisis que estalló en 2008.

Como resumen ha afirmado que los bancos "o bien repercuten el coste o dejan de ofrecer crédito" y ha recordado que el 30% de los beneficios de CaixaBank van a la Obra Social de su principal accionista, la Fundació La Caixa, y por tanto el flujo de ganancias que se podrá destinar será menor.