Entrevista

Laura Carnicero: "Hemos firmado el convenio más importante en 70 años de historia de Seat"

  • Primera entrevista con la vicepresidenta de Seat S.A. tras la firma del convenio colectivo que debe llevar a la compañía hacia la electrificación con el techo de 2025.

  • Reconoce que hay personal interesado en marchar a Sagunt a la planta de baterías y se congratula de la buena sintonía entre la empresa, los sindicatos y la plantilla.

Laura Carnicero, vicepresidenta de Personas y Organización de Seat S.A.

Laura Carnicero, vicepresidenta de Personas y Organización de Seat S.A.

7
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

Laura Carnicero es la primera vicepresidenta de la historia de Seat. Desde el pasado 1 de julio ocupa el puesto como máxima responsable de Personas y Organización, posición que hasta ese momento desempeñaba Xavier Ros (ahora en Audi). Carnicero lleva toda una vida (desde 1999) dedicada a Seat y ha pasado por diferentes áreas de la compañía (ingeniería de técnicas de producción, planificación de producto, responsable de formación y desarrollo, y directora de personal), por lo que su conocimiento de la misma le ha permitido disponer de una mayor perspectiva negociadora.

Hoy ha escenificado la rúbrica junto a los representantes de la plantilla del acuerdo de convenio que tiene que llevar a Seat como compañía (osea, Seat y Cupra) hasta el año 2026. El preacuerpo lo firmó el pasado 17 de junio. El día 1 de julio firmó otro acuerdo, el de su nuevo contrato como máxima responsable de Personas y Organización. Lo hizo con un bolígrafo verde que guarda como oro en paño. En su primera entrevista como vicepresidenta, descubrimos la doble faceta de ingeniera y humanista que la han llevado a ser pieza clave en el devenir de la transformación de la compañía. Amante del piano, melómana, espera haber dado con la tecla para gestionar el futuro para Seat.

¿Han conseguido cerrar un buen convenio? 

Sin duda. Es el convenio de la electrificación que nos permite abordar la transformación que viene los próximos años. Es un acuerdo socialmente responsable y que nos garantiza como organización sostenible, robusta y preparada para el futuro. Lo hemos hecho en un contexto de incertidumbre sin precedentes. La pandemia, la crisis de semiconductores, la guerra de Ucrania, la crisis energética y el transporte. Es algo a valorar. En este escenario estamos dando una seguridad, un futuro. Lo hemos hecho gracias al trabajo conjunto y a la respuesta activa de sindicatos, empresa y trabajadores.

¿Este convenio dará estabilidad a la compañia?

Es un convenio que garantiza la estabilidad laboral necesaria para esa transformación y mejora las condiciones económicas para la plantilla. Eso da flexibilidad para la organización y para prepararse en forma, tamaño y necesidades de cara a abordar los retos que tenemos por delante.

Pocas empresas están cerrando convenios similares. ¿Se consideran referente?

Somos un espejo para el sector. Nuestro convenio es una referencia. Somos conscientes de ello. Hemos querido hacer algo bien armado y socialmente responsable, capaz de adaptarse a la transformación y a la formación necesaria para prepararnos. Porque ese futuro que viene lo es para nosotros y también para el resto. 

¿La electrificación ha condicionado la negociación?

La electrificación es un elemento clave para la compañía y para la negociación. Vamos hacia ella. Así lo demanda la industria y la propia sociedad que demanda una mayor sostenibilidad. Vamos a ese camino y esa transformación la vemos como una oportunidad para formar y transformar a la gente. Para adaptar la estructura forma tamaño y oportunidad para ser una organización con futuro. Robusta, ágil, rentable y sostenible.

¿La plantilla entiende la transformación que supone la electrificación?

Todos entendemos que no hay plan B. La propia sociedad lo demanda. El coche eléctrico es la opción más sostenible. 

¿Ha habido algún punto complicado en esta negociación?

Todos teníamos claro que el objetivo era encontrar esa transformación. Si no corríamos el riesgo de quedamos en el modelo actual mientras todo a tu alrededor va cambiando. Lo importante es que todo el mundo entienda que estamos ante un cambio. A partir de ahí, una vez lo interiorizamos, el día a día te va llevando hacia la dirección que te marcas. A veces lo pintamos más complicado de lo que es. Si lo viésemos en perspectiva, nos sorprenderíamos de ese cambio y de que somos capaces de abordarlo más fácilmente. Casi sin darnos cuenta hacemos cambios grandes

Han cerrado un convenio marcado por la electrificación y la transformación de la compañía. ¿Eso condiciona?

¿Condiciona?, no. Nuestro plan industrial está enfocado a la electrificación de la marca, de la planta. Está enfocado a formarnos y a transformar nuestras capacidades. También estamos empezando con una nueva marca como Cupra en la compañía. Son dos elementos distintos.

Vienen muchos cambios tecnológicos ¿La formación es esencial?

Todo cambio motiva. Invertir en formación siempre ha sido muy importante. También somos referencia, escuela de aprendices, … nos viene un salto y todos tenemos que prepararnos en la electrificación. Eso hace que busquemos mayor tecnología para formar y desarrollar un cluster small BEV para producir y desarrollar. Electrificación, digitalización, Nunca podemos parar de aprender. Todos debemos entenderlo. Si no, llegará un momento que en un mundo tan cambiante nos quedaríamos fuera, desfasados. En eso Seat siempre lo ha tenido claro.

¿Ha sido el convenio más difícil?

Es el convenio más importante en los 70 años de la historia de la compañía. Porque es el que nos permitirá abordar la transformación. Ha sido difícil en el sentido que había que hacerlo en un momento de incertidumbre, algo que nunca habíamos tenido. Eso hace que estemos en un momento relevante, crucial para la transformación. 

Salidas hacia Sagunt

¿Han trazado un buen plan de salidas?

El acuerdo es socialmente responsable. Dentro de ese acuerdo tenemos nuestro plan social voluntario. Todas las personas que tengan más de 61 años pueden optar a acogerse a ese plan social. Condiciones favorables. Ese es el camino de transformación adaptando la estructura para ser sostenibles y ágiles. También surgen nuevas oportunidades como la planta de baterías en Sagunt para personas con ganas. Hay personas que tienen ganas, sí, doy fe. También buscamos más componentes para Seat componentes, trabajamos en proyectos de economía circular, maximizar el volumen y el empleo de calidad que buscamos, uniéndolo a medidas sociales.

¿Habrá más salidas hasta 2025? La electrificación requiere menos personal…

El plan acordado nos lleva al 2025 con una estructura de organización que es la que necesitamos. Hemos buscado las medidas, con un plan social, la planta de baterías de Sagunt, Seat Componentes, economía circular, para poder llegar a ello con esta estructra que cerramos. Nuestro plan cuadra con lo que tenemos planteado. 

¿La flexibilidad de la plantilla será clave para lograr nuevas adjudicaciones?

Trabajamos contínuamente para traer nuevos proyectos a la planta. Forma parte del acuerdo del convenio, y nos comprometemos a trabajar activamente para los nuevos proyectos de Seat. La flexibilidad, la competitividad y el éxito de lo que hagamos, son clavse. Ahora estamos liderando el proyecto del small BEV, el Future Fast Forward, nos adaptamos a la crisis de semiconductores, todo eso nos ayuda a tener nuevos proyectos en casa y lucharemos por ello.

Es usted la primera vicepresidenta de Seat. ¿Habrá más mujeres en el nivel directivo?

En el management de Seat tenemos el 25% de mujeres. No es el 50%, pero no está nada mal si lo comparamos con el resto de empresas del sector. Tengo la satisfacción de ser la primera vicepresidenta de la historia de Seat. He crecido en la casa y conozco la compañía y la quiero. Eso es clave. He estado en muchos sectores de la casa, producción, planificación de modelos, formación, estuve en Wolfsburg… sin duda seré la primera de muchas otras. El día a dia nos llevará a ello. Cada vez más hay que hablar de personas, no de hombres o mujeres. Es hablar de personas válidas para los puestos. Rendimiento, competitividad, talento y calidad siempre va con las personas, independientemente de su sexo.

La formación es clave

Fomentan el talento y la formación. ¿Están satisfechos con el resultado?

Todos estos años en Seat, fui la directora de formación y escuela de aprendices, desde 2015 a 2020. Hemos tenido la suerte de tener todos los recursos internos para poder ofrecer la formación de máxima calidad, teniendo la tecnología al alcance del grupo VW. Y eso nos ha permitido esa formación para nuestros empleados. También tenemos el deseo de que los proveedores puedan recibir formación.  Es casi un proyecto de país. Formando aprendices para Seat y también para fuera de la compañía. Es un modelo de calidad que permite formar profesionales que te dan un excelente resultado profesional. 

¿Tienen una plantilla formada?

Hemos hecho un bien trabajo, pero ahora nos viene otro salto, la electrificación implica un volumen muy grande de formación. Cualquier persona de la línea de producción tiene que saber cómo tocar ese coche, los que lo diseñan también. Todo eso hace que hay que seguir dando saltos… y tenemos un centro de formación de electrificación que seguirá creciendo. Tenemos la idea de ampliar a una segunda planta, la escalera está hecha. Es una escalera al futuro.

¿Su experiencia en diferentes puestos ha sido importante para negociar este convenio?

Es clave tener una visión más centrada de cara a negociar. La rotación te abre a mente para negociar. Aprendes de lo que los otros hacen. Empecé en producción, ingeniera industrial… Eso hace que siempre vea personas. Hemos hecho un gran cambio. Personas y organización.

Noticias relacionadas

El convenio les lleva hasta 2026, pero como dice todo se transforma muy rápidamente y hay que tomar decisiones ágiles ¿Habrá futuros convenios, pero a más corto plazo?

Tiene sentido, porqué no.