Viajes

¿Qué hacer si me pierden la maleta en el aeropuerto?

El usuario dispone de una serie de derechos y un plazo a respetar para reclamar una indemnización por el perjuicio causado

Cinta transportadora de maletas de un aeropuerto

Cinta transportadora de maletas de un aeropuerto

1
Se lee en minutos
El Periódico

La planificación de unas vacaciones idílicas se puede ir al traste por un detalle que en no pocas ocasiones se convierte en una auténtica pesadilla para el viajero: quedarse el ultimo esperando que salga tu maleta por la cinta de equipaje del aeropuerto y cerciorarse de que el equipaje se ha extraviado. Ante este escenario es importante mantener la calma y seguir una serie de consejos que minimicen el impacto del perjuicio y garanticen la mejor indemnización. Estos son los pasos a seguir:

Reclamar sin demora en el mismo aeropuerto. Tras constatar el percance, lo mejor es dirigirse inmediatamente al mostrador de la aerolínea con la que se haya viajado y pedir el parte de irregularidad de equipaje para dejar constancia de la incidencia, según recomienda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que propone asimismo “confirmar la reclamación presentando un escrito en el departamento de Atención al cliente de la compañía”.

Conservar las facturas de todos los productos de primera necesidad que haya tenido que comprar ante la situación de emergencia, y por los que tiene derecho de recibir el desembolso, aparezca o no su equipaje en los días siguientes. Y si la maleta no aparece, el usuario tiene derecho a una compensación.

El viajero puede percibir unos 1.200 euros como indemnización máxima por el extravío de la maleta o por los gastos derivados del material del que no se ha dispuesto durante un tiempo determinado. “Si antes de volar hiciste una declaración del valor de tu equipaje, podrás exigir una indemnización máxima con ese valor. Si no hiciste declaración, el máximo que podrás pedir son 1.200 euros”, detalla la OCU.

Noticias relacionadas

En el caso de que el usuario recupere el equipaje, pero presente desperfectos, puede pedir que se le reparen o, si no fuera posible, que se le reintegre el importe, requisito para el que es imprescindible presentar la factura de compra de las maletas.

Respetar el plazo máximo de tres semanas para presentar la reclamación en caso de que la maleta no llegue (tres semanas sin tener noticias de ella) o lo haga tarde. El viajero dispone de una semana si la maleta llega rota o falta parte del  equipaje.