Así afecta la ola de calor al olivar

Stilo Hydro es el bioestimulante de SIPCAM Iberia para ayudar al agricultor ante los constantes cambios de temperatura

Controlar el estrés hídrico es fundamental

Controlar el estrés hídrico es fundamental / SIPCAM Iberia

2
Se lee en minutos
R.L

Uno de los pilares de la agricultura es la climatología. Los cambios bruscos de temperatura, muchos de ellos a causa del cambio climático, pueden afectar de forma negativa a la productividad de plantas y cultivos. Y, el verano, es una época especialmente crítica.

Las sequías, las olas de calor intensas y otros fenómenos climáticos vinculados con el verano están relacionados con el 50 % de las pérdidas de productividad y rendimientos de los cultivos, cosa que acarrea consecuencias negativas en las cosechas. A este fenómeno se le conoce como estrés abiótico, y las estrategias para combatirlo son fundamental

Cómo afecta el cambio climático al olivar

El estrés abiótico afecta de forma muy importante a los cultivos de secano como los olivares, aunque los de riego también pueden sufrirlo durante el verano. Las altas temperaturas durante un tiempo prolongado pueden afectar al crecimiento y desarrollo de las plantas. Controlar los efectos negativos del estrés hídrico en el olivar es especialmente importante durante los meses de verano. Ese momento es clave, puesto que es el inicio del proceso de fabricación de aceites en el interior de la aceituna, algo importante si se quiere lograr un buen aceite de oliva y aceituna de mesa de gran calidad.

Los cambios bruscos de temperatura y el cambio climático afectan al rendimiento de los cultivos

/ SIPCAM Iberia

Pero si hay un momento crítico es el del envero o cambio de color, que comienza a finales de verano. En este momento, el olivo se vuelve más vulnerable al estrés hídrico y puede sufrir una ralentización de su metabolismo e, incluso, afectar al crecimiento de la aceituna y su contenido en aceite. Si se logra controlar la situación en ese momento, se puede minimizar las consecuencias sobre la producción de aceite y la calidad. 

El papel de los bioestimulantes

Con el objetivo de mejorar el rendimiento de las cosechas, cada vez más agricultores han comenzado a utilizar bioestimulantes.

Los bioestimulantes mejoran el rendimiento de los cultivos

/ SIPCAM Iberia

Se trata de un complemento ideal en el marco de las estrategias de producción y nutrición de los cultivos. Estas sustancias tratan el estrés abiótico y estimulan los procesos naturales para mejorar las características agronómicas

Stilo Hydro de SIPCAM

Bioestimulantescomo Stilo Hydro previenen la aparición de los efectos negativos del verano en el olivar. Están diseñados para proteger y corregir el estrés hídrico y térmico de la planta, minimizando así las pérdidas en producción y calidad de la cosecha. 

La prueba de desarrollo elaborada en 2020 con el sistema de sensores Smart Irrigation de Bosch permitió monitorizar el estado de los olivos, y ver si había estrés abiótico en ellos. Después de cinco meses investigando, los resultados de este estudio demostraron que un árbol sin tratamiento puede llegar a padecer un 61,2 % de estrés, mientras que los tratados con Stilo Hydro solo sufrieron un 9,9 %.

Este bioestimulante demostró así ser una herramienta muy necesaria para el control y la gestión del estrés hídrico en el olivo que sobre todo padece en verano.                       

SIPCAM Iberia es la primera compañía del sector agrícola que lanza un producto como Stilo Hydro, certificado en agricultura ecológica, para ayudar al agricultor ante los constantes cambios de temperaturas.