Solo ver y probar

Indignados con Shein en Barcelona: largas colas para no poder comprar nada

Los productos solamente contaban con un código QR en su etiqueta que enlazaba directamente con el anuncio del artículo

Inauguración del showroom de la tienda online de ropa y complementos Shein que abre en el Portal de l’Angel, 15-17.

Inauguración del showroom de la tienda online de ropa y complementos Shein que abre en el Portal de l’Angel, 15-17. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los clientes de la nueva tienda de Shein en Portal de l'Àngel de Barcelona se han llevado una decepción después de la inauguración del local este jueves. Tras realizar largas colas desde primera hora de la mañana, las personas que han conseguido acceder a la nueva 'pop up store' no han podido comprar ninguna prenda de ropa.

A diferencia de la anterior tienda física de la firma de moda online, abierta hace unas semanas en Madrid, esta vez no se permitía la venta de artículos, sino que solo podían verse y probarse para después adquirirlos por internet, el canal de venta habitual de Shein.

De tienda a 'showroom'

Después de la gran acogida que tuvo la inauguración de la primera tienda de Shein en España, con la apertura temporal de otro local en Barcelona podía presagiarse otro exitoso rotundo para la compañía textil china. Sin embargo, después de largas colas, los clientes que han conseguido entrar al establecimiento se han encontrado con una triste realidad: lo que se daba por hecho que sería una tienda era en realidad una una 'showroom', es decir, un espacio donde ver y probar prendas, sin la posibilidad de comprarlas al momento.

Interior de la nueva tienda de Shein en Barcelona.

/

Así como en el caso de la Shein de Madrid, el local de Barcelona permanecerá abierto por un tiempo limitado, concretamente hasta el 10 de julio. El negocio, de más de mil metros cuadrados, abre de lunes a sábado, de 10.00 a 22.00 horas, además del domingo de 12.00 a 20.00 horas.

Consolación para los clientes

Noticias relacionadas

Aunque la decepción de los clientes de Shein ha sido mayúscula, algunos afortunados no han salido del expositor con las manos vacías. Las primeras cien personas en llegar al local han recibido una bolsa con pequeños obsequios.

Asimismo, también se han repartido cupones de descuento aplicables para las compras online en Shein. En cuanto a las prendas expuestas, estas contaban con un código QR en su etiqueta, el cual enlazaba directamente con el anuncio del artículo. Así pues, esta era la única manera que los usuarios tenían para poder adquirir "al momento" las prendas en las que estuvieran interesados.