Industria

La textil Dogi cierra la planta de Masnou y deja en la calle a 70 trabajadores

Los problemas técnicos y de costes no han permitido alcanzar los estándares de calidad del grupo en las instalaciones

La firma textil Dogi tiene su principal fábrica en El Masnou (Barcelona) y, desde octubre del 2017, su sede social en Madrid.

La firma textil Dogi tiene su principal fábrica en El Masnou (Barcelona) y, desde octubre del 2017, su sede social en Madrid. / Dogi.es (Cedida)

1
Se lee en minutos

El grupo textil Nextil -la antigua Dogi- ha anunciado este miércoles el cierre de su fábrica de Masnou (Maresme), de unos 70 trabajadores, porque no se han podido solventar los problemas técnicos que arrastra desde hace años y por la dificultar de trasladar a los clientes el incremento de los costes de materias primas y energía, lo que ha afectado a la rentabilidad.

Según la empresa, estos problemas técnicos no han permitido alcanzar los estándares de calidad del grupo, tal y como se ha anunciado en la junta de accionistas celebrada este miércoles. La planta se inauguró en el año 2009 y se dedica a la fabricación de tejido.

Fuentes de la empresa han explicado a Efe que se han iniciado negociaciones con los sindicatos para estudiar la situación de los trabajadores de la fábrica. En la junta, también se ha aprobado el nombramiento de Jorge Fernández Miret como consejero dominical, así como el de Richard Rechter como consejero independiente, y se ha ratificado a Eduardo Navarro Zamora como consejero dominical del grupo.

La junta de accionistas ha aprobado la ampliación de capital por compensación de créditos por un importe de 7.571.025 euros mediante la emisión y puesta en circulación de 17.206.875 nuevas acciones ordinarias de 0,016 euros de valor nominal cada una y con una prima de emisión de 0,424 euros. 

Noticias relacionadas

Esta era la única fábrica que el grupo conservaba en España. Las otras dos se encuentran en Greensboro (Estados Unidos) y Braga (Portugal), a las que se sumará una más en Guatemala, actualmente en construcción. Desde la compañía, enmarcan el cierre de la fábrica, dedicada a la producción de tejidos, en la estrategia del grupo de abandonar progresivamente el mercado del 'fast fashion' y centrarse en la producción para el sector de lujo.

 

Temas

Moda Empresas