Reindustrialización

El concurso para licitar los terrenos de Nissan en Zona Franca empezará el jueves

  • La entidad dirigida por Pere Navarro inicia la subasta de la antigua fábrica del gigante nipón a 24 euros el metro cuadrado, al año

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona abrirá el concurso para adjudicar gran parte de los terrenos hasta ahora ocupados por Nissan este jueves. Así lo ha confirmado la entidad dirigida por Pere Navarro a EL PERIÓDICO, que inicia así los trámites para llenar el vacío que deja el gigante nipón tras su cierre el pasado 31 de diciembre. El plazo para presentar posibles proyectos dará comienzo el 1 de julio, estará abierto hasta el 15 de agosto y el 15 de septiembre se dará a conocer el nombre de la inmologística que asumirá la gestión de los terrenos. El precio del metro cuadrado arrancará en los 24 euros al año, según apuntan distintas fuentes conocedoras, sobre una superficie disponible de cerca de 500.000 metros.

Las negociaciones en el marco de la comisión de reindustrialización y los trabajos jurídicos del bufete de Roca Junyent -en calidad de asesor del Consorci- han culminado y este jueves sus frutos saldrán publicados en el portal de contrataciones de la Zona Franca. Las bases del concurso han tardado más de lo previsto inicialmente por el Ministerio de Industria, la Generalitat, el Consorci, los sindicatos y la propia Nissan. Las diferencias internas y la complejidad jurídica de sacar un concurso público que pretende blindar una parte de los terrenos para la industria de la electromovilidad, pero a la vez ello no puede ser impugnable por otros potenciales interesados, han postergado su salida. 

"Hemos sufrido mucho en este proceso que supone transformar en un texto legal una serie de adiciones necesidades y demandas que han venido dadas por intereses cruzados por parte de Nissan, los sindicatos, los trabajadores, el Gobierno o la Generalitat. Mi valoración es que al final estos intereses cruzados se plasman en un documento legal que debe servir para un concurso tras haber alcanzado el consenso", explica el delegado del Consorci de la Zona Franca, Pere Navarro, a preguntas de EL PERIÓDICO.

En las primeras estimaciones los terrenos iban a estar adjudicados sobre el mes de junio y ahora lo estarán en septiembre, siempre que nadie impugne el concurso. Hecho no descartable, debido al nutrido interés de varias empresas por esos amplios terrenos estratégicamente ubicados cerca del puerto de Barcelona. El concurso pretende buscar a un gestor inmologístico que posteriormente subarrende dichos terrenos a empresas interesadas a ubicarse en ellos. Varias empresas ya han manifestado durante los últimos meses su interés, como los australianos Goodman, el fondo inversor con sede en Madrid Merlin Properties y la multinacional Prologis; entre otros.

El precio del metro cuadrado será de 24 euros al año, aunque el pliego prevé "también algunas bonificaciones mientras dure la inversión hasta que la actividad esté en marcha y mediante procedimientos reglados, pero siempre apuntando a un precio final de mercado para respetar la legalidad", según explica Navarro. La Zona Franca es una zona muy demandada por las empresas por su proximidad al puerto de Barcelona y la ciudad, con excelentes conexiones por carretera y ferrocarril. Por ello, los precios actuales de alquiler por metro cuadrado son elevados y se sitúan en torno a los 80 o 90 euros el metro cuadrado al año como mínimo. Las empresas que aspiren a ocupar los terrenos deberán tras la inversión prevista amortizar la inversión con ese margen ya prefijado.

Según apuntan fuentes conocedoras, las bases incorporan un reconocimiento explícito a que un porcentaje importante del suelo disponible deberá ir destinado a uso industrial, concretamente de proyectos de electromovilidad. Y ahí entra el proyecto del D-Hub, liderado por la empresa QEV, para fabricar su gama de vehículos Zeroid (principalmente furgonetas eléctricas de bajo coste y con piezas que inicialmente vendrán mayoritariamente de China para el reparto en última milla). Empresa que ya tiene un principio de acuerdo con Nissan para alquilarle su antigua fábrica en Montcada i Reixac, donde hasta ahora el fabricante nipón realizaba sus procesos de ensamblaje.

Espacios reservados

Noticias relacionadas

El concurso no sacará a licitación todos los terrenos antaño ocupados por Nissan, aunque sí la parte mayoritaria. Hay dos porciones especialmente ya reservadas y con nombres propios. Por un lado están unos 60.000 metros para la firma Silence, participada de Acciona y que pretende fabricar allí su nuevo modelo de vehículo urbano eléctrico. La dirección ya tiene un acuerdo para emplear a 110 de los 2.500 trabajadores que tenía Nissan antes de finiquitar sus producciones en Catalunya. La intención de Silence es empezar a acondicionar el terreno a partir de julio.

Y el otro nombre propio con reserva es la propia Nissan, que conserva en Zona Franca su centro técnico desde donde pretende seguir realizando trabajos de ingeniería con plantilla propia, para el que se reserva casi 40.000 metros cuadrados, según explican fuentes conocedoras. Con ambas empresas el Consorci firmará acuerdos individuales de alquiler directo, para los que no será necesario pasar por concurso y acelerará el proceso.