La venta de viviendas en la costa crecerá un 5% este verano

  • La Costa del Sol, la Costa Brava, la Costa Cálida, las Baleares y Canarias destacan como las que mayor volumen de inversión atraen

El Infinitum Beach Club está situado en una zona privilegiada de la Costa Daurada

El Infinitum Beach Club está situado en una zona privilegiada de la Costa Daurada / Cedida / Infinitum

2
Se lee en minutos

El mercado inmobiliario español encara la temporada estival con cifras positivas, alto interés inversor y una actividad notable en cuanto a operaciones. Con esto, se prevé que las ventas de viviendas en las zonas costeras se mantengan a medio plazo y aumenten alrededor de un 5% durante este verano, según indica Rebeca Pérez, CEO y fundadora de Inviertis. Aun así, la plataforma de inversión inmobiliaria alerta de que el mercado de costa en España se está comportando más moderadamente que en años anteriores “dado que aún no se ha absorbido el ‘stock’ de vivienda existente”, teniendo en cuenta que parte de la demanda no se ha activado hasta hace unos meses.

Según el análisis sectorial de Inviertis, en los mercados ubicados en las zonas de costa del país, el interés inversor no va a verse muy afectado “ni por el aumento de los precios y de la demanda ni por la subida drástica de los tipos de interés". Y es que el gran volumen de liquidez que hay en el mercado provoca que la mayoría de las operaciones realizadas por inversores se hagan al contado para agilizar la transacción, por lo que es el particular el que recurre a la financiación hipotecaria -encarecida debido a la inflación- para llevar a cabo su compra.

Por zonas, las que mayor volumen de inversores están consiguiendo atraer en los últimos años son la Costa del Sol, en Andalucía; la Costa Brava, en Catalunya; la Costa Cálida, en la Región de Murcia; Baleares y Canarias. Esto tiene un claro impacto en sus mercados de obra nueva y en la evolución de los precios de compra y alquiler de residencias.

Rentabilidad para el inversor

Noticias relacionadas

Además, las rentabilidades del alquiler en las zonas costeras para el inversor son “atractivas”. De hecho, llegan al 8% de rentabilidad bruta anual, lo que a su vez está provocando una evolución al alza de la demanda. El inversor nacional sigue teniendo un papel protagonista, aunque alemanes, británicos, franceses, belgas e italianos lideran la lista de inversores con mayor peso sobre el total. Por otro lado, estadounidenses y chinos moderan su interés por España tras años de mucha actividad.

La compañía subraya que existe mucha liquidez en el segmento inversor que no encuentra salida en otros productos, razón por la que el ladrillo sigue captando a inversores que buscan un valor refugio en la adquisición de activos inmobiliarios.