Gobierno corporativo

Los consejeros cesados de Indra atribuyen su salida a una acción concertada para que SEPI tome el control

Ponen en valor su labor en defensa de los intereses de los accionistas minoritarios y la búsqueda de consensos con los representantes del resto de accionistas

Los consejeros cesados de Indra atribuyen su salida a una acción concertada para que SEPI tome el control

EFE

3
Se lee en minutos
El Periódico

Los cuatro consejeros independientes cesados en la junta de accionistas de Indra --Alberto Terol, Enrique de Leyva, Ana de Pro y Carmen Arrequeta-- han publicado este martes su versión de los hechos en la que atribuyen sus salidas a una acción concertada entre la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), el fondo Amber, propiedad del dueño de PRISA, y al grupo vasco SAPA, para que SEPI tome el control de la compañía.

En cuatro misivas publicadas por la compañía de tecnología y defensa en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los exconsejeros sugieren, entre las razones para justificar su cese, su defensa de la figura de consejeros independientes, así como su oposición al nombramiento de Marc Murtra como presidente ejecutivo.

Además, también se ha publicado la carta de dimisión de Silvia Iranzo, en la que justifica su decisión ante su "desacuerdo" con los acuerdos adoptados por la junta general de accionistas de cese y no reelección de cinco consejeros independientes que, bajo su criterio, "suponen rebajar el estándar de gobierno corporativo de la compañía". Pero no el de la consejera que no fue renovada en la junta, Isabel Torremocha, que ha renunciado a presentar su escrito, según precisa Europa Press.

Los cuatro consejeros coindicen en sus cartas en destacar su buena labor en el consejo, en defensa de los intereses de los accionistas minoritarios no representados, así como su búsqueda de consensos con el resto de representantes de los accionistas, pese a las discrepancias. De hecho, han incluido en las notas sus buenas valoraciones obtenidas el pasado mes de febrero por la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo, con apoyo de la consultora KPMG, y aprobadas por los accionistas que el jueves les cesaron.

"Desde mi nombramiento como consejera el 18 de diciembre de 2020 hasta la fecha de mi cese, todos los asuntos que han sido tratados en el Consejo han sido resueltos por consenso, como es lógico cuando se producen debates y hay diferentes opiniones, que después resultan en una votación y en una toma de decisión. A mi parecer, este es precisamente el sentido de tener un órgano de administración, y no un administrador único. Y es lo que permite garantizar que los intereses de todos los accionistas están representados", explica Ana de Pro en su carta.

"Parece que tres accionistas representantes de aproximadamente el 38% del capital han tomado conjuntamente una serie de decisiones para expulsar del consejo de Indra a cinco consejeros independientes que ejercían su independencia en un momento estratégico para Indra en que se van a plantear decisiones críticas para su futuro", apunta Carmen Aquerreta, mientras que Alberto Terol califica de "llamativo" que "un accionista que ha adquirido sus acciones pocos días antes de la celebración de la Junta General de Accionistas cuestione la cohesión y estabilidad del consejo de la compañía".

Noticias relacionadas

Amber Capital, la firma británica del inversor Joseph Oughourlian, dueño de PRISA, adquirió el 4,2% de la compañía tecnológica una semana antes de la junta y, sin ningún miembro en el consejo propuso la salida de Alberto Terol, Enrique de Leyva, Ana de Pro y Carmen Arrequeta y la no renovación de Isabel Torremocha; apoyada por SEPI, con más del 25% del capital, y SAPA, con el 5%. "¿Cómo y de quién ha obtenido los mensajes que le conducen a una conclusión dirigida a proponer un acuerdo tan drástico como es el cese inmediato de cuatro consejeros concretos y la no renovación del quinto, todos ellos consejeros independientes? Lo ignoro. Pero lo cierto es que dicha propuesta ha obtenido el apoyo de SAPA y de SEPI", añade.

Otro de los consejeros, Enrique de Leyva Pérez, ha apuntado, incluso, a la posibilidad de que "los consejeros o accionistas" que hayan "aconsejado a Amber" plantear su cese lo hayan hecho "porque prevean que, ante ciertos cambios que quieran plantear (tal vez las funciones ejecutivas para el presidente) o ciertas decisiones que quieran tomar en el futuro, mi voto no vaya a ser de su agrado y no se vean capaces de doblegarlo". "Tal decisión solo puede deberse a la pretensión de SEPI de conformar una nueva mayoría en el consejo, al que se incorporen consejeros que no se opongan a sus pretensiones, contando para ello con el acuerdo del bloque accionarial que ha aprobado dichas propuestas de cese y no renovación", concluye Terol.

Temas

Indra