La bolsa de este 23 de junio

1
Se lee en minutos

Hace pocos días hablar de recesión era un anatema en Europa. En la sesión bursátil de este jueves la cuestión ya es tema abierto de discusión. Una vez agotado el efecto positivo del ahorro y la demanda turística embalsada, las palancas de crecimiento no están tan claras. El alza de precios ya tiene fuerza casi de estructural y el consumo puede perder fuerza. La subida de los tipos de interés puede ser inoperante para controlar la inflación y torpedear a empresas y particulares endeudados. Refinanciar la deuda es obligación para no ahogar la actividad. Con este abanico de elementos, hasta el inversor más pardillo puede entrever que debe ser selectivo en sus inversiones y buscar alternativas. Si aparecen recortes de gasto público o subidas de impuestos mal orientadas, puede ser que hasta las bases del sistema sean boicoteadas por los inversores que encuentren refugio quien sabe donde, metales preciosos, criptomonedas, países exóticos... Con este panorama, el Ibex encadenó su tercera jornada de descensos. El recorte del selectivo del 0,48% es moderado e invita a pensar que todavía quedan esperanzas para cambios hoy insospechados. Quizá un final de la guerra sea el más deseado, pero por ahora nadie apuesta por que acabe el conflicto en poco tiempo. Los bancos se debaten ante una competencia fintech creciente pero mantienen la fuerza suficiente para enmascarar tendencias. El sector manufacturero flojea, pero los próximos resultados empresariales pueden deparar sorpresas y expectativas para los inversores más avispados.

Temas

Ibex 35 Bolsa