Industria

Miquel y Costas acelera sus inversiones para tecnología y sostenibilidad

El grupo papelero destina 25 millones a un proceso de innovación en la planta de La Pobla de Claramunt

La compañía también invertirá 5 millones en placas fotovoltaicas en los tejados de sus fábricas y 10 millones en Tortosa

Jordi Mercader, presidente de Miquel y Costas.

Jordi Mercader, presidente de Miquel y Costas.

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Más tecnología y apuesta por la sostenibilidad. Miquel y Costas & Miquel ha decidido acelerar su plan de inversiones 2021-2023 con unos 50 millones en sus fábricas: 25 millones destinados a un proyecto de innovación tecnológica en su planta de La Pobla de Claramunt (Anoia), otros cinco millones en placas fotovoltaicas en los tejados de sus fábricas y 10 millones en sus instalaciones en Tortosa (Baix Ebre) para favorecer la circularidad en el proceso productivo, así como 7 millones más en la planta de Mislata (València) y la misma cantidad en la de Capellades (Anoia).

Así lo ha comunicado el presidente del grupo, Jordi Mercader, a la junta de accionistas en la que también se ha aprobado el reparto de un dividendo total de 16,8 millones y se ha ratificado el ascenso de Jordi Mercader Barata, de consejero director general a vicepresidente ejecutivo; y de Ignasi Nieto, de director general adjunto a director general.

Según el presidente, la compañía "sigue apostando por el crecimiento más que por la expansión" y los productos a partir de la celulosa con mayor valor añadido. Aunque el papel destinado a la industria tabaquera sigue siendo el principal negocio, ha pasado del 85% de las ventas al 60%, pero no porque haya bajado sino por que ha aumentado el peso del destinado a otras funciones, ha explicado Mercader.

Del plan de inversiones de 100 millones entre 2021 y 2023, se ejecutaron el año pasado 20 millones y los 80 millones restantes se llevarán a cabo entre este ejercicio y el próximo. Este ejercicio serán en total unos 70 millones, que incluyen también unos 12 a 15 millones son inversiones recurrentes y otros 3 millones adicionales en materia de I+D+I.

Otros de los planes consisten en aprovechar terrenos que tiene la empresa en los que no está previsto construir plantas para destinarlos a instalaciones solares fotovoltaicas. De esta manera, se pasaría del actual 5% de consumo eléctrico por esta vía hasta alrededor del 8%, según Ignasi Nieto.

Coste de la energía

Noticias relacionadas

El coste eléctrico, que en el primer trimestre del año pasado era de unos 30 euros el megavatio (MW) por hora a más de 200 en el periodo enero-marzo de este ejercicio. De hecho, la energía pagada en los tres primeros meses de este año equivale a toda la de 2021, ha explicado Jordi Mercader Barata. Este ha pasado a ser un coste mayor que el de personal, al pasar del 10% a más del 23% del total.

El año pasado, el grupo registró un beneficio "histórico" de 50,8 millones, con un incremento del 13,2% y unas ventas de 301,3 millones, el 9,9%. Todo ello en un contexto de elevados costes de la energía /156 euros MWh de media) y del precio de la celulosa (+36,6%). Tras un primer trimestres de 2022 "bajo", las ventas irán mejorando y en el cuarto trimestre del ejercicio se espera volver a la trayectoria creciente, según Mercader.

Temas

Empresas