Empresas

Revlon se declara en bancarrota, presionada por la deuda y los mayores costes

El gigante de la cosmética tenía el pasado marzo una deuda a largo plazo de 3.310 millones de dólares

Un cartel de Revlon en Times Square, en Nueva York.

Un cartel de Revlon en Times Square, en Nueva York. / Carlo Allegri (REUTERS)

2
Se lee en minutos

El gigante de la cosmética Revlon se ha declarado en bancarrota, aduciendo "problemas de liquidez" como consecuencia de los impactos globales producidos por la alta inflación, las persistentes trabas en la cadena mundial de suministros y las obligaciones con sus acreedores.

La compañía ha emitido un comunicado en el que anuncia que se acoge voluntariamente al capítulo 11 del Tribunal de Bancarrotas del Distrito Sur de Nueva York. Según la cadena CNBC, la compañía tenía el pasado 31 de marzo una deuda a largo plazo de 3.310 millones de dólares (algo menos de 3.150 millones de euros), mientras que su capitalización de mercado era de 123 millones de dólares (117 millones de euros) al cierre de la bolsa de Wall Street ayer miércoles.

La multinacional, que ha precisado que sus filiales operativas internacionales no están incluidas en el procedimiento, excepto las de Canadá y el Reino Unido, ha explicado que la medida permitirá reorganizar estratégicamente la estructura de capital de la empresa y mejorar su perspectiva a largo plazo, especialmente en medio de las restricciones de liquidez provocadas por desafíos globales como la interrupción de la cadena de suministro y el aumento de la inflación, así como las obligaciones con sus acreedores.

Creciente competencia

"La demanda de nuestros productos por parte de los consumidores sigue siendo fuerte y seguimos teniendo una posición saludable en el mercado. Sin embargo, nuestra desafiante estructura de capital ha limitado nuestra capacidad para navegar por cuestiones macroeconómicas a fin de satisfacer esta demanda", ha declarado la presidenta y consejera delegada de la firma, Debra Perelman.

La  ejecutiva ha expresado su confianza en que mediante la iniciativa, la empresa será capaz de abordar las complejas restricciones de deuda heredadas y simplificar su estructura de capital, así como reducir significativamente su deuda, desbloqueando así todo el potencial de sus marcas reconocidas a nivel mundial.

Noticias relacionadas

La multinacional, cuyo origen se remonta a 1932, espera recibir alrededor de 575 millones de dólares (550 millones de euros) en financiación de deudores en posesión para apoyar el funcionamiento de las operaciones diarias.

Además de las presiones de costes derivadas de los problemas de suministro y del aumento de la inflación, que se han sumado a la crisis del sector durante la pandemia, Revlon se ha visto afectada también por la cuota de mercado arrebatada por la creciente competencia de la aparición reciente de marcas como Fenty Beauty de Rihanna y Kylie Cosmetics, apoyada por Kylie Jenner.