Empresas

Iberdrola esgrimirá músculo internacional ante los accionistas

La compañía presidida por Galán se disputa el liderazgo en la bolsa con Inditex

Iberdrola esgrimirá músculo internacional ante los accionistas
3
Se lee en minutos
El Periódico

Junio suele ser mes de exámenes en las aulas. Iberdrola celebrará también este viernes 17 de junio su junta general de accionistas, el juicio de los más de 600.000 accionistas de la compañía vasca.  A la cita, Ignacio Galán, el presidente de la compañía, lleva un balance "apabullante", destacan desde el grupo. Bajo su mandato, la eléctrica ha multiplicado por seis su valor en la bolsa, rondando los 70.000 millones de euros, colocándose como la primera empresa del sector en Europa.

Pese a las turbulencias de la economía mundial, la guerra de Ucrania y "las pequeñas batallas en las que se enredan el Gobierno y las compañías energéticas", el nivel de fidelidad de los accionistas de esta compañía es bastante superior a la fidelidad de los electores, subrayan las mismas fuentes. De hecho, un 70% de los accionistas minoritarios de la compañía mantienen sus títulos desde hace más de 20 años, "una fidelidad insólita en otros órdenes de la vida", aseguran.

Embajadoras empresariales

Las dos grandes cabeceras del Ibex, Inditex e Iberdrola, son sin duda las principales embajadoras empresariales de España en el mundo. Iberdrola exhibe liderazgo internacional. Dos días antes de la junta general, el 15 de junio, se celebró el Día Mundial del Viento e Iberdrola aprovechó para recordar que es el principal actor mundial en la producción de energía eólica, con 15.000 aerogeneradores repartidos por 14 países y una potencia instalada de casi 21.000 megavatios.

En su convención anual Iberdrola explicará cómo ha cumplido objetivos pese la situación de adversidad. La caída de los beneficios en España ha sido nítidamente compensada con el éxito del negocio en Brasil y Estados Unidos. Ahora, las nuevas ventanas de oportunidad de la compañía se centran en Australia y Japón.

Solo el 30% en España

Poco queda ya en Iberdrola de aquella centenaria hidroeléctrica española de cuna mitad castellana, mitad vasca. Hoy, solo un 30% de su negocio se circunscribe a España, recuerda el grupo. Su principal cuota de mercado está fuera de nuestras fronteras. 

Los datos bursátiles son un indicador más de "la buena salud de la entidad, resiliente en la adversidad, y de su futuro halagüeño basado fundamentalmente en la transición energética y su vanguardia global en generación de energía verde". 

La invasión de Ucrania, además de para el escándalo mundial, ha servido para poner en valor la necesidad de un horizonte imprescindible de un autoabastecimiento y ello mediante una economía descarbonizada. "La tan cacareada autosuficiencia energética. Es el propósito que tiene grabado a fuego la compañía y su presidente", subrayan en Iberdrola. 

En este contexto de crisis energética mundial y con el mar de fondo de la crisis diplomática con Argelia, Iberdrola afronta una nueva a la junta general de accionistas. A ella irá Galán con “los deberes hechos”, como ya adelantó desde el Foro Económico Mundial de Davos, y con una nítida vocación de expansión internacional.

La semana pasada ya anunció el relevo en su filial Avangrid, en Estados Unidos para, de entrada, observar una inversión de 6.000 millones de euros durante los próximos tres años en el Estado de Nueva York. También esta semana, la filial carioca de Iberdrola, Neoenergía, ha debutado en el Palacio de la Bolsa de Madrid, buscando inversores europeos para la próspera aventura brasileña. 

Galán llega a Bilbao con un amplio respaldo del mercado y con la bendición de los principales consultores que orientan el voto de los accionistas, lo que no impedirá que su estela de poder genere también una respuesta, "unas veces más explícita y otras encubierta, de sus competidores tanto en el ámbito de la empresa como de la política", avanzan desde la compañía. 

100% verde

La dirección de la compañía se examina esta semana con la mirada puesta en un horizonte de crecimiento en donde es poderosa: en la energía 100% verde. Los activos renovables de Iberdrola son la joya de la corona de la energética, con una capacidad instalada de cerca de 40.000 megavatios (MW) y con el objetivo de contar con 60.000 MW en el año 2025. 

Noticias relacionadas

Para lograrlo, en los próximos años continuará sus inversiones en más renovables, redes, almacenamiento y en el desarrollo del hidrógeno verde en todo el mundo. El plan prevé un escenario inversor de 75.000 millones de euros hasta esa fecha. 

Esa vocación internacional de Iberdrola dista años luz de aquella compañía "que muchos aún perciben exclusivamente como la incómoda cobradora de la factura mensual de la luz", subrayan desde el grupo. Una mirada empequeñecida a los ojos de miles y miles de accionistas que han permanecido fieles al devenir de Iberdrola, como garante sólido de sus ahorros, agregan.