Junta de accionistas

Grifols recuperará niveles precovid en plasma este año y en negocio en 2023

La cifra de negocio se situó en 4.933,1 millones de euros y el resultado operativo en 961,5 millones

Grifols recuperará niveles precovid en plasma este año y en negocio en 2023
4
Se lee en minutos

La multinacional de hemoderivados Grifols prevé recuperar este año los niveles de aprovisionamiento de plasma que tenía antes de la pandemia, mientras que estima que sus ingresos y sus márgenes alcanzarán cotas prepandémicas un año más tarde, en 2023. Grifols ha aprovechado la junta general de accionistas celebrada este viernes en Sant Cugat del Vallès para tratar de transmitir a sus accionistas un mensaje de tranquilidad sobre la marcha de esta compañía tras unos años -2020 y 2021- que han sido "muy difíciles" para la empresa, ha admitido su cúpula directiva, informa Efe.

Durante estos dos años las donaciones de plasma, que es la materia prima que usa Grifols para elaborar sus medicamentos, cayeron sustancialmente, y ello supuso un duro golpe para la multinacional, que vio disminuir sus ventas y aumentar sus costes. "El plasma ha vuelto", ha proclamado el responsable financiero de la compañía, Alfredo Arroyo, a modo de resumen de la situación actual, mientras que el coconsejero delegado de Grifols Víctor Grífols Déu ha asegurado que no ven "nada que pueda frenar" este proceso de paulatina recuperación de los niveles de plasma.

En 2021, la obtención de plasma descendió un 4%, si bien en los últimos tres trimestres del ejercicio incrementó un 4%. Esta tendencia ascendente se ha consolidado y acelerado durante el primer trimestre de 2022, según ha informado la compañía. Actualmente continúa la recuperación en un contexto de sólida demanda de las principales proteínas plasmáticas. Hasta finales de abril de 2022, las donaciones de plasma aumentaron un 16% respecto al mismo periodo del año anterior y un 9% secuencialmente. La compañía espera que sigan aumentado los volúmenes de plasma durante el ejercicio 2022. Víctor Grífols Déu ha asegurado hoy que el balance actual está "por encima de ese 16%, pero no podemos dar ese dato" y ha dado por supuesto que este año la compañía se situará a niveles precovid en recolección de plasma, porque está en esa situación ahora mismo.

Respecto de cuándo se puede notar esa mejoría en la cuenta de resultados, ha afirmado que desde que Grifols recolecta el plasma de los donantes hasta que lo transforma en producto pasan "como mínimo 9 meses", por lo que ha apuntado que esa recuperación puede tardar en verse en las cuentas de la compañía "entre 9 y 12 meses".

Grifols ganó 182,8 millones de euros en 2021, lo que supone un 70,4% menos que en 2020, debido a la fuerte incidencia de la covid sobre su negocio, que se tradujo en un impacto neto en términos de beneficio bruto de explotación o ebitda de 503 millones. Por otra parte, la Junta ha servido para constatar el esfuerzo hecho por Grifols en estos años de pandemia por asegurar su acceso al plasma -ha sumado más de 90 centros en estos dos años, comprando instalaciones a terceros y construyendo más centros propios-, lo que ha llevado a la multinacional catalana a ser líder mundial en centros de donaciones de plasma, con 403 en total, al disponer ya de instalaciones en países como Egipto o Canadá.

Líder de hemoderivados

El gigante catalán de los hemoderivados también es líder en centros de ese tipo en Europa gracias a la adquisición de la alemana Biotest, y ha mostrado este viernes su interés en seguir creciendo también en Europa. Los directivos de Grifols han explicado que países como Francia y Grecia quieren ser "autosuficientes" en materia de plasma. "Si son proyectos interesantes, iremos", puesto que Grifols es la compañía "mejor posicionada", han comentado los coconsejeros delegados de Grifols, Víctor Grífols Déu y Raimon Grífols Roura. En cambio, han reiterado que las autoridades españolas "no están por la labor" de permitir en el país el modelo que Grifols aplica en otros países de remunerar a los donantes por el tiempo que dedican a donar plasma.

Noticias relacionadas

La cúpula de Grifols ha descartado llevar a cabo más operaciones corporativas en estos próximos años porque su prioridad es ahora rebajar la deuda de la compañía. Raimon Grífols Roura ha reiterado que la compañía no pagará dividendo en efectivo hasta que reduzca su deuda por debajo de 4 veces el ebitda, un nivel que cree que será "un pelín apurado" alcanzar ya en 2023, ha dicho. Con todo, Alfredo Arroyo, el responsable financiero de Grifols, ha resaltado que en términos de negocio "lo peor ha pasado" y ha añadido que poco a poco Grifols irá recuperando sus márgenes y rebajando sus costes, con lo que está comprometida a reducir de forma rápida su nivel de apalancamiento gracias a la caja que tiene. "De los 1.500 millones de ebitda de la compañía, unos 500 se nos han ido con la pandemia", ha resumido Víctor Grífols Déu, que también ha dado por supuesto que las inversiones en capacidad industrial se moderarán, porque la compañía ya está dimensionada para los próximos años.

En cuanto a las desinversiones en negocios no estratégicos, los directivos han subrayado que están ya todas identificadas, aunque algunas operaciones están aún en marcha. Asimismo, la junta ha dejado claro que Grifols mantendrá su apuesta por la innovación y que quiere lanzar en tres años dos productos de gran potencial desarrollados por Biotest. La compañía también continúa avanzando en sus investigaciones para el tratamiento del alzheimer y prepara un ensayo clínico confirmatorio de fase III.