Mercado inmobiliario

La demanda de compra de pisos supera por primera vez la de alquiler

El porcentaje de personas que firmaron un contrato como inquilinos pasó del 10% al 6% entre agosto y el pasado febrero, según Fotocasa

La demanda de compra de pisos supera por primera vez la de alquiler
5
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La demanda de compra de viviendas ha superado por primera vez la demanda de pisos en alquiler en el portal Fotocasa. En 2022 la demanda para comprar vivienda representa el 50% del mercado, frente al 38% que busca alquiler. El 12% restante buscan simultáneamente en ambos mercados. Esta es una de las principales conclusiones del informe de Fotocasa Research 'Radiografía del mercado de la vivienda en 2021-2022' elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa, por quinto año consecutivo, con la intención de hacer un exhaustivo análisis de la situación de la oferta y la demanda en el sector inmobiliario. En el caso de Catalunya, la situación muestra los rasgos más extremos. Según los datos de acceso al portal inmobiliario, un n 29% de catalanes está interactuando en el mercado inmobiliario, tanto en el mercado de venta como de alquiler y tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda. Pero ese 29% supone un descenso "drástico", según Fotocasa, desde agosto de 2021 cuando eran un 36% de los catalanes los que buscaban piso. Pero el 29% corresponde a un volumen de participación global similar a antes de la pandemia.

"El mercado del alquiler y el de la compraventa se han intercambiado las posiciones. Ahora el gran protagonista es la compra de vivienda, y el alquiler queda en un segundo plano. Desde la burbuja inmobiliaria el alquiler fue adquiriendo cada vez más terreno hasta liderar por completo el mercado, pero el impacto social del covid ha cambiado las preferencias de los españoles y con ello, la tendencia. Esta radiografía de la vivienda indica que Catalunya es una de las comunidades más volátiles frente a las crisis debido a los altibajos presentados, pero es de las pocas que se encuentra en niveles exactos a los de la prepandemia, por lo que se ha restablecido muy satisfactoriamente. Sin embargo, mientras la demanda de compra sigue aumentando paulatinamente en esta región, la oferta de alquiler se reduce de manera muy significativa", opina María Matos, directora de Estudios de Fotocasa. En su opinión, uno de los factores que más influye en esta evolución es la falta de estoc de vivienda en alquiler.

La actividad en el mercado del arrendamiento se ha reducido en febrero de 2022 con respecto al anterior estudio (agosto de 2021) realizado por Fotocasa. En Madrid se ha pasado de un 21% de particulares realizando alguna acción de alquiler (oferta o demanda) a un 16%; en Catalunya, que registra la bajada más intensa, se ha pasado del 23% al 16%; en la Comunidad Valenciana, del 20% al 15%. En Andalucía el descenso ha sido algo más moderado, pero porque ya partía de una posición más moderada: la participación en el arrendamiento ha bajado del 19% al 16%.

En concreto, el descenso en Catalunya y la Comunidad Valenciana viene, sobre todo, provocado por los bajos porcentajes de personas que han firmado un contrato de alquiler como inquilinos. En Catalunya se ha pasado de un 10% (agosto de 2021) a un 6% (febrero de 2022) y en la Comunidad Valenciana de un 9% a un 5%.

En fuentes del sector inmobiliario, fundamentalmente asociaciones de propietarios e intermediarios, se critica abiertamente la situación del mercado catalán, en el que se detecta un claro flujo de viviendas destinadas antes al alquiler que han pasado al mercado de venta. El marco legal es catalogado de "incertidumbre" y poco favorable a los propietarios.

Tendencias generales

Fotocasa destaca también el caso de la Comunidad Valenciana. Esta autonomía ostentaba el puesto número uno de niveles máximos de participación (35% en febrero de 2020) y la llegada del coronavirus hizo que perdiese 10 puntos porcentuales en tan solo seis meses. También destaca por ser la comunidad donde la actividad de los particulares en el mercado de la vivienda tardó más en reactivarse después del impacto de la pandemia, así que hace un año, en febrero de 2021, estaba en el 24%. Cuando se puso en marcha lo hizo a un ritmo muy acelerado y el porcentaje de particulares participando subió hasta el 34% (agosto de 2021). Al comienzo de 2022 son un 31% las personas mayores de 18 años de la Comunidad Valenciana que han realizado alguna acción en el mercado de la vivienda en los últimos 12 meses. Así que, de momento, se mantiene en niveles inferiores a los de la prepandemia.

En el caso de la Comunidad de Madrid, sigue encabezando el ránking de territorios con más particulares (el 32% del total) participando de algún modo en el mercado de la vivienda. Aunque también registró un descenso relevante en la participación (era del 36% en agosto de 2021), su evolución en los últimos dos años ha sido más estable y actualmente está en niveles similares a los registrados antes de la pandemia.

También en Andalucía ha habido una cierta estabilidad que mantiene incluso una tendencia positiva con un 33% de particulares que han realizado alguna acción en el mercado de la vivienda en los últimos 12 meses. A pesar de las variaciones, es una de las dos comunidades - junto a Cataluña - que ha logrado restablecer sus niveles de participación tras dos años de crisis.

Noticias relacionadas

Mientras que la Comunidad de Madrid (20%) y Catalunya (18%), con sus tensionadas áreas metropolitanas, muestran un estancamiento con cierta tendencia a la baja en la participación de particulares, en la Comunidad Valenciana (20%) y Andalucía (21%) la línea todavía es ascendente. En estas dos últimas comunidades autónomas se registra además un incremento significativo con respecto a seis meses antes en el porcentaje de particulares que ha buscado para comprar, pero todavía no ha encontrado: en la Comunidad Valenciana ha pasado del 10% al 14 %; en Andalucía, del 10% al 13%.

En Madrid, sin embargo, hay dos datos que apuntan a un estancamiento: la menor presencia de particulares que efectivamente hayan comprado vivienda en los últimos 12 meses (del 5% se ha pasado al 3%) y el descenso en el porcentaje de personas intentando vender (el 3% en febrero de 2022, frente al 6% en agosto de 2021).