Cesta de la compra

Los frescos suponen ya uno de cada tres euros en el súper

El Observatorio de Frescos de Aldi constata el auge de las frutas y verduras en la cesta de la compra

Frutas en un supermercado.

Frutas en un supermercado.

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El producto fresco ganó peso relativo en la cesta de la compra el año pasado. El 41% del gasto anual en alimentación de los hogares españoles se destinó a productos frescos en 2021, hasta unos 1.900 euros anuales, con un crecimiento de un 8,6% con respecto a 2019 pero por debajo de los 2.192 euros anuales de 2020, año marcado por el confinamiento y que en el sector de la distribución consideran que no es referencia el cierre de bares y restaurantes y el incremento del consumo en los hogares. El alza de los precios en 2022 puede tener incidencia en los datos registrados por el estudio, ya que los consumidores están cuidando el presupuesto familiar y priorizando los productos de precio más bajo, la marca blanca. Ese efecto puede tener incidencia en la compra de producto fresco también, todavía no evaluado.

El gran motor del producto fresco en el supermercado es el mayor consumo de frutas y verduras frente a un cierto recorte de la compra de carne y pescado, tendencia que se está detectando desde 2018 (con el paréntesis de 2020). Uno de cada tres euros gastados en el supermercado se destina a la compra de productos frescos, lo que supuso un gasto global de 35.614 millones de euros el año pasado. Así se desprende de la cuarta edición del Observatorio de Productos Frescos de Aldi en España con datos de la consultora Kantar, que resalta que los frescos "fueron los productos que más crecieron en 2021 en volumen de compra en comparación con el total de la alimentación". En términos de precio, los hogares españoles pagaron de promedio el 1,8% más en productos frescos el año pasado respecto de 2020. 

En opinión de Ignacio Cid, responsable de estudios de Aldi, el aumento del gasto en los productos frescos en la cesta de la compra no solamente se produce por la mayor importancia otorgada a la categoría de producto fresco, sino también por la predisposición a un mayor gasto en la categoría "que implica que el consumidor compra cada vez más productos de mayor valor". Las cerezas, las ciruelas, el salmón o el aguacate fueron algunos de los productos que más aumentaron su presencia en la cesta de la compra y que tienen, por lo general, un precio más elevado respecto a la media de su categoría.

El Observatorio de Frescos de Aldi en España constata que durante 2021 el consumo de carne fresca y pan fresco se vio reducido, principalmente por una caída del tamaño de la cesta y una menor frecuencia de compra. Esta tendencia se venía produciendo desde 2018, aunque, en el caso de la carne, la compra experimentó un repunte en 2020, debido a las restricciones en la hostelería que implicaron un mayor consumo en el hogar.

Las motivaciones

La relación calidad-precio es el principal factor que motiva a los consumidores españoles a la compra de productos frescos en el supermercado, con un 57% de las preferencias, seguido de cerca de la conveniencia (56%) y, a más distancia, de la calidad (38%). Para casi 3 de cada 4 españoles y españolas (un 71%) es crucial que los productos frescos sean de temporada y un porcentaje similar de consumidores (73%) considera, además, que la oferta de productos de temporada que ofrecen los supermercados es suficiente. 

La cuarta edición del Observatorio de Productos Frescos de Aldi también analiza las preferencias de los españoles y españolas en relación al origen de los frescos que compran, un factor a tener en cuenta para 4 de cada 5 consumidores, y determinante para un 66% de los españoles. En esta misma línea, la gran mayoría de los españoles y españolas (86%) admite que prioriza la compra de productos de origen nacional en su cesta de la compra e, incluso, que prefiere comprar antes productos de su región (78%). 

Planificación

Noticias relacionadas

La importancia de la categoría de productos frescos para los hogares españoles va también ligada a una mayor previsión de compra. La fruta, la verdura, la carne fresca y los huevos son las categorías que más se planifican a la hora de realizar la compra semanal, justo por detrás de la leche. Sin embargo, es habitual que también se produzcan compras por impulso al ser una categoría de productos muy amplia. La fruta se compra principalmente por placer, como ocurre con el chocolate y los dulces, y es también la categoría de frescos donde existe una mayor predisposición por parte del consumidor a probar nuevas variedades y productos. 

Sostenibilidad

La sostenibilidad se está convirtiendo año tras año en un factor determinante para la decisión de compra. Más de la mitad de los consumidores, un 56%, dan bastante o mucha importancia al envase de los frescos y casi 7 de cada 10 (69%) valoran en gran medida que estos sean sostenibles. Sobre las preferencias, el 59% de los españoles y españolas afirma que intenta comprar siempre los frescos a granel para evitar el uso de envases. La medida más valorada por los consumidores españoles en materia de sostenibilidad es la reducción de plástico en los envases (60%), seguida de la utilización de envases biodegradables (40%), de envases reutilizables (39%) y de la exigencia de sostenibilidad en toda la cadena de valor (38%). Por categorías, donde se percibe que se han llevado a cabo más medidas de sostenibilidad es en las verduras y hortalizas frescas (34%), seguidas de la fruta (19%) y el pescado y el marisco (18%).