Reindustrialización

D-Hub, posible sucesor de Nissan, postula al PERTE del auto con 305 millones de euros

  • La alianza entre QEV y Btech, que postulan a ocupar parte de los terrenos que deja el fabricante nipón en Zona Franca y Montcada, aspiran a fondos europeos para la reindustrialización

Joan Orús, CEO de Zeroid, presenta la nueva marca de vehículos eléctricos.

Joan Orús, CEO de Zeroid, presenta la nueva marca de vehículos eléctricos. / JORDI COTRINA

1
Se lee en minutos
El Periódico

D-Hub, la alianza surgida entre QEV y Btech y que está llamada a ser el sucesor industrial de Nissan en parte de sus terrenos en Zona Franca y Montcada, postula a participar del PERTE del vehículo eléctrico. La compañía liderada por Joan Orús ha presentado proyectos por valor de 305 millones de euros, según ha avanzado 'Expansión' y ha podido confirmar EL PERIÓDICO de fuentes de la compañía. D-Hub pretende fabricar su gama de furgonetas y autobuses eléctricos bautizada como Zeroid en las antiguas factorías de Nissan y parte de la inversión para hacerlo posible y consolidar su crecimiento en Catalunya lo pretende hacer con la palanca de los NextGeneration.

El proceso para reindustrializar Nissan todavía no está cerrado y el único nombre confirmado es el de Silence, que ha cerrado un preacuerdo con los sindicatos y la empresa nipona para ocupar una parte de los terrenos de Zona Franca y fabricar allí su nuevo 'mini-car' eléctrico. Pero en ese proceso todavía falta por concretar las bases del concurso que permitirán elegir a un nuevo arrendador para los terrenos que antes ocupaba Nissan y que son propiedad del Consorci de la Zona Franca de Barcelona.

Noticias relacionadas

Una vez definido y ejecutado el concurso, el nuevo arrendador subarrendará los 517.000 metros de superficie por partes y una de estas está prereservada para la alianza entre QEV y Btech. El proceso de reindustrialización sigue su curso, ha sufrido diferentes retrasos y la actual previsión es que hasta antes de finales de julio no esté culminado. No obstante y para evitar perder la oportunidad de recibir ayudas públicas, el D-Hub ha aprovechado la ampliación de plazos habilitada por el Gobierno y ha acabado presentado sus inversiones al PERTE.

El PERTE del vehículo eléctrico es una oportunidad para el sector del auto para acelerar su reconversión y las principales firmas con actividad España lo están aprovechando para sus inversiones. El proyecto más sonado ha sido el del Volskwagen y Seat, con la creación de una gigafactoría de baterías eléctricas en Sagunt (València), aunque firmas como Stellantis también han postulado para recibir ayudas y han presentado diferentes proyectos para sus fábricas de Zaragoza, Vigo y Madrid.