Informe de Nielsen y Aecoc

La inflación dispara la marca blanca hasta niveles récord

Las empresas de gran consumo crecieron el 4,6% hasta abril por el alza de precios

El mercado de la Boquería de Barcelona.

El mercado de la Boquería de Barcelona.

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La inflación eleva el peso de la marca blanca en la cesta de la compra. Un estudio de NielsenIQ encargado por la asociación de fabricantes y distribuidores Aecoc constata ese auge de la marca del distribuidor hasta el 43% del total, cuota no alcanzada nunca. La marca blanca ha crecido el 1,8% en lo que va de año y ya representa un 43% del total de las ventas de productos, frente al 57% de las marcas de fabricantes. Antes de la pandemia, la marca blanca solía suponer en torno al 25% de la cesta de la compra.

La inflación y la subida de precios centra las preocupaciones principales de los consumidores y están modificando los comportamientos de compra, como la mayor elección de productos en función del precio. El 70% de los consumidores se fija más que antes en precios y promociones, un crecimiento de 10 puntos respecto de los datos del año pasado, según este estudio.

Los fabricantes y distribuidores españoles mejoran sus cuentas pero empiezan a percibir excesivas incertidumbres ante el futuro. Las empresas de gran consumo agrupadas en torno a la asociación Aecoc registraron hasta abril un crecimiento del 4,6% pese a la crisis de suministros y la guerra de Ucrania, gracias al alza de precios. Pero en términos de volumen las ventas caen el 1,3%. Dada la gran competencia existente, el factor precio enmascara la situación incierta a la que se enfrenta la economía española en la recta final del año. Un informe de la consultora NielsenIQ difundido este miércoles durante el 27 Congreso de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) sobre Estrategia Comercial y Marketing, proyecta un crecimiento del 3,7% en la facturación para final de año. Pero el crecimiento no será suficiente si el consumo no crece.

El análisis del consumidor pospandémico muestra que tiende a simplificar la cesta de la compra, se interesa menos por la innovación. El 51% reconoce que tiende a comprar productos básicos. Pero lo cierto es que entre tanto lloro de fabricantes y distribuidores, los ingresos aumentan y el turismo se recupera por lo que el margen de mejora en los negocios, según en que zonas más o menos, debería mejorar algo durante el próximo verano. Según la encuesta de Aecoc el 59% de los encuestados planea salir en sus vacaciones veraniegas: el 75% hará turismo por España, el 27% irá a su segunda residencia y un 19% viajará al extranjero.

Noticias relacionadas

Los signos de recuperación también llegan a los sectores más castigados durante la pandemia, como el de la restauración, que acumula un crecimiento del 77% en lo que va de año, mientras que las perfumerías registran incrementos de ventas del 16%. Un paseo por las principales ciudades españolas constata el lleno en bares y restaurantes y el mayor número de turistas.

La cadena de suministro es nombrada como motivo de preocupación por parte de las empresas, aunque lo cierto es que la situación ya se ha normalizado bastante, no así los precios que siguen altos y con reticencias a la bajada. Eso puede deparar oportunidades a los fabricantes capaces de ofrecer descuentos o bajadas de precios a medida que las materias primas se abaraten. Solo el 7% de las empresas encuestadas prevén un empeoramiento de la situación económica. En este sentido, el 37,5 % de los distribuidores prevé que cerrará el primer semestre del año por encima de sus objetivos -la mayoría proyecta un crecimiento de su facturación de entre el 1% y el 3% en 2022-, con el mismo porcentaje que espera estar en línea con las metas marcadas. En el caso de los fabricantes, el 43% prevé cerrar el primer semestre por encima de lo esperado, mientras que un 45% estará en línea con los objetivos marcados y un 12 % cree que no llegará a cumplirlos.