Elecciones

Jaume Guardiola se postula como presidente del Cercle para “reconectarlo” con socios y sociedad civil

  • El exconsejero delegado del Banc Sabadell concurrirá a las primeras elecciones con dos candidatos en la historia de la institución

  • El empresario reconoce la crisis interna que ha vivido la entidad, pero asegura que su intención es seguir en la línea de tender puentes

Jaume Guardiola en la presentación de su precandidatura

Jaume Guardiola en la presentación de su precandidatura / David Zorrakino / Europa Press

2
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

“La sociedad civil ha cambiado mucho y el Cercle está muy anclado al modelo viejo”. Jaume Guardiola, ex consejero delegado del Banc Sabadell, tiene claro que el Cercle d’Economia necesita un ligero meneo. Uno que no rompa ni con su esencia, ni con lo que han hecho de él sus anteriores 18 presidentes -de quienes asegura sentirse “continuista”-, pero que sí logre que la institución represente mejor a los nuevos sectores productivos clave en Catalunya (tecnología, ciencias de la salud, economía social…), que tenga mucho en cuenta al socio y, sobre todo, que permita “reconectar con la sociedad civil”.

Guardiola ha confirmado este martes su intención de presentarse a las elecciones para presidir la entidad. Se celebrarán el 12 de julio y son las primeras en su historia en las que concurrirán mínimo dos candidatos, pues lo habitual es que se presente un único nombre consensuado entre sus exmandatarios. Esta vez, sin embargo, la presidenta de la fundación Tanja y de Trea Capital Partners, Rosa Cañadas, ha roto esta dinámica presentando una candidatura alternativa, aunque en el fondo también continuista: esta empresaria ha formado parte de la junta directiva de tres expresidentes del Cercle.

De hecho, el exbanquero ha confirmado este martes que esta especie de cónclave de exlíderes les animó a reunirse para negociar una única candidatura. Este contacto fue, según ha dicho, “poco productivo” y en él “no hubo espacio para el encuentro”.

Así, Guardiola sigue adelante con sus planes, que pasan por abandonar la comisión económica del Barça si gana estas elecciones. De momento no ha avanzado ninguno de los nombres que prevé que le acompañen en la junta directiva, pero sí ha dado alguna pista de hacia donde se encaminará su trabajo. Su idea es crear una especie de comisión editorial que agrupe a voces relevantes dentro y fuera del Cercle, también idear mecanismos para que los socios se sientan mucho más implicados en los debates que se den en el seno de la entidad, que se creen pequeños círculos especializados en segmentos concretos y, por encima de todo, que se den opiniones “de mirada larga” y “transaccionadas”.

Esto, ha dicho el candidato, es una de las señas claves de la entidad: “Atreverse a decir lo que los otros no”.

Momentos de crisis

Noticias relacionadas

En este sentido, el empresario ha reconocido que la asociación ha vivido momentos de crisis desde que Javier Faus asumió hará pronto tres años la presidencia del Cercle. “La gestión empezó con una situación problemática”, ha señalado Guardiola, poniendo como ejemplo que se hicieron cambios muy radicales en la junta de la entidad. “Después fue rehaciendo estos posibles platos rotos y creo que el conjunto de su gestión es claramente positivo”, ha afirmado. De hecho, según ha manifestado, su intención es seguir en esta línea de reconstruir puentes.

Tanto es así, que si bien ha reconocido que hay socios algo asustados con que unas elecciones con varios candidatos traigan la polarización al Cercle, él le ha dado la bienvenida a la competición. “De determinados momentos donde nacen ciertas fricciones, nacen alternativas”, ha concluido Guardiola. Además, ha rematado, esto garantiza mucha más participación que otros años, lo que, al final, redunda en su objetivo de “reenganchar” al socio.