Movilidad sostenible

¿Por qué Renfe pide peajes en las autopistas?

El presidente de la operadora pública ha afirmado que hay que empezar a concienciar a la sociedad de que el pago por el uso de las carreteras es beneficioso medioambientalmente

¿Por qué Renfe pide peajes en las autopistas?
2
Se lee en minutos
El Periódico

Renfe ha pedido este jueves, en un desayuno informativo organizado por Executive Forum, peajes en las autopistas. Isaías Táboas, presidente de la operadora pública, ha dicho que "si viajar en coche resulta más caro, se producirá un trasvase de viajeros hacia el tren".

Táboas ha afirmado que hay que empezar a concienciar a la sociedad de que el pago por uso de las autopistas es beneficioso medioambientalmente.

Según los cálculos del presidente de Renfe, a partir del cobro de dos céntimos por kilómetro, los viajeros ya harían el cambio de medio de transporte y esto sería especialmente notable en términos medioambientales.

El ejemplo que ha utilizado Táboas para defender los pagos en las carreteras ha sido el siguiente: "si se implementase un peaje de cinco euros para viajar entre Madrid y Valencia se provocaría una reducción de emisiones de 13.000 toneladas de CO2 al año", algo que afirma que es "un debate que la sociedad debe tener". Generar su propia energía

La liberación de los peajes ha provocado una caída de los ingresos de Renfe, como ha explicado su presidente "la facturación del AVE está ahora mismo 18 puntos por debajo de la de 2019 pese a ser el producto estrella de la compañía". "Los precios en la línea han bajado, lo que ha repercutido en menos ingresos, una circunstancia que, junto a los costes que pagan a Adif por el uso de las infraestructuras y el incremento del coste de la energía, está suponiendo un reto para hacer rentables los servicios comerciales de Renfe", ha explicado Táboas.

Noticias relacionadas

Los costes de la energía han pasado de representar el 7% de los gastos al 20%, y el presidente de la operador ha afirmado que "no hay posibilidad de trasladar de forma íntegra estos gastos extras al precio de los billetes" y que por eso mismo considera que "deben recurrir a otras opciones, como puedan ser los peajes".

Aún así, Táboas ha explicado que Renfe trabaja en un plan para generar su propia energía que pasa por la instalación de 550 megavatios en 76 plantas mediante una inversión de 329 millones de euros. Un proyecto de autoconsumo que aligeraría su factura y que, a precios de hoy, estaría amortizado en tres años, según sus cálculos.