Cambio legal

Calviño y Díaz elevan la tensión en el Gobierno por la baja menstrual

La vicepresidenta económica asegura que "el Gobierno no tomará ninguna medida que estigmatice a las mujeres"

Díaz responde que lo que "estigmatiza" es "no tener la sensibilidad suficiente" para comprender que mujeres y hombres son "diferentes"

Las ministras Yolanda Díaz, a la izquierda, y Nadia Calviño, a la derecha, conversan el pasado noviembre en una sesión de control del Senado.

Las ministras Yolanda Díaz, a la izquierda, y Nadia Calviño, a la derecha, conversan el pasado noviembre en una sesión de control del Senado. / David Castro (EPC)

3
Se lee en minutos
Marisol Hernández
Marisol Hernández

Periodista

ver +

Los socios de coalición han hecho emerger este jueves una nueva polémica por las diferencias internas sobre la baja laboral de tres días para las mujeres por menstruaciones dolorosas, de la nueva ley del aborto adelantada por EL PERIÓDICO el pasado marzo. Primero José Luis Escrivá reveló que este asunto se está debatiendo aún en el seno del Ejecutivo. Poco después el enfrentamiento escaló al ámbito de las vicepresidencias, con un choque directo entre Nadia Calviño y Yolanda Díaz. El Ministerio de Igualdad entregó el borrador de esta ley al resto del Gobierno en enero y su intención es que el anteproyecto se apruebe en el Consejo de Ministros del próximo martes.

La propuesta de Irene Montero no acaba de convencer a todos los ministerios. Se ha llegado a un acuerdo con Sanidad, que es coproponente del texto, pero hay diferencias con el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Escrivá aseguró por la mañana que todavía se encuentra "en proceso interno de discusión" en el Gobierno. Horas más tarde la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, elevó el alcance de la discusión y declaró que el Ejecutivo "no va a tomar ninguna medida que estigmatice a las mujeres".

Las declaraciones de Calviño provocaron una reacción posterior de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que convierte este debate en un nuevo enfrentamiento entre ministros de un bloque y del otro. Díaz respondió que lo que "estigmatiza" a la mujer no es aprobar una baja laboral por reglas dolorosas, sino "no tener la sensibilidad suficiente" para comprender que mujeres y hombres son "diferentes". En su opinión, el "mundo laboral no es neutro" y la política laboral actual está "profundamente masculinizada".

Incapacitación temporal

Desde el Ministerio de Igualdad explican que su propuesta lo que trata es de convertir la pausa por menstruación en una baja por incapacitación temporal, que es la misma que se pide para una gripe, para aquellas mujeres que sufran reglas muy dolorosas porque, señalan, tienen endometriosis o ovarios poliquísticos. En esos casos, de cólicos menstruales, se irá al médico para pedir unos días la baja laboral. La regulación que propone el departamento de Irene Montero lo que plantea es incluirlo dentro del catálogo de incapacitaciones temporales. Además creen que esto puede ayudar a algunas mujeres que sufren mucho dolor menstrual a averiguar si responde a factores físicos.

La discusión está ahora abierta en canal en el seno del Ejecutivo. Hasta UGT ha advertido que es un tema "complejo" y ha pedido que se aborde en el marco del diálogo social. Según Igualdad esto sucede porque "no han entendido" el fondo de la cuestión. "No es que te baja la regla y me quedo en mi casa, no es una baja por tener la menstruación", insisten, sino poder coger una baja unos días en el caso de reglas dolorosas, con un padecimiento que resulta "incapacitante". No todo el mundo, subrayan, va al médico para pedir una baja por una gripe, es el mismo ejemplo, pero para cuando se tienen "dolorosos insoportables" de regla.

No obstante, este enfoque tampoco lo está comprendiendo el PSOE. Su secretaria de Igualdad y diputada en el Congreso, Andrea Fernández, ha manifestado en Twitter que "las mujeres necesitamos investigación, diagnóstico y tratamientos adecuados para abordar los padecimientos asociados a nuestro aparato reproductivo". "Asumir que la regla exige por si misma una consideración especial puede ser poco útil y perjudicial", en línea con la postura de Calviño.

IVA y semana 36

Noticias relacionadas

La nueva ley del aborto plantea además dos asuntos más que la parte socialista del Gobierno no acaba de asumir. Una es la propuesta de dejar al 0% el IVA de los productos de higiene menstrual y de los pañales. La otra, la posibilidad de coger la baja por embarazo a partir de la semana 36, sin tener que aducir razones. Sobre lo primero, Unidas Podemos reconoce que el acuerdo de gobierno con el PSOE recoge que se rebaje al 4%. Pero, según fuentes conocedoras, el Ministerio de Hacienda se opone con el argumento de que no es el momento de reducir impuestos en plena guerra de Ucrania y que la recaudación del IVA en España ya es de las más bajas.

Respecto a que las gestantes puedan pasar el último mes de embarazo sin trabajar, con un permiso remunerado, tampoco sobre esto hay consenso en el Ejecutivo. La contraoferta del Ministerio de Inclusión es que sea a partir de la semana 39.