Actividad económica

La independencia cede terreno entre las preocupaciones de las empresas alemanas en Catalunya

El barómetro de la Cámara de Comercio Alemana revela que la pérdida de confianza por la guerra no afecta aún al empleo

El precio de las materias primas y el de la energía pasan a ser los factores que más minan el ánimo de las compañías

La independencia cede terreno entre las preocupaciones de las empresas alemanas en Catalunya
2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

La independencia, como uno de los elementos del marco económico y político de Catalunya, cede terreno entre las principales preocupaciones de las empresas alemanas en la comunidad. Según el barómetro que elabora la Cámara de Comercio Alemana para España, entre los principales riesgos en los próximos 12 meses destacan el precio de las materias primas, disparado hasta el 73% de los encuestados (casi 13 puntos más que en otoño pasado) y los precios de la energía, con el 63,5% (24 puntos más).

En todo caso, el aspecto que afecta al secesionismo, que en la primavera de hace un año se acercaba al 62%, ha bajado casi 10 puntos, hasta el 52,7%. Pero, de todas formas son más de seis puntos con respecto al barómetro de otoño, con el 45,9%. Eso significa que ha sido superado por preocupaciones mas relacionadas con la guerra de Ucrania o con la escasez de materias primas, no que haya desaparecido.

Aunque la valoración de la situación económica actual y la de los próximos 12 meses ha empeorado, casi el 40% de las empresas alemanas prevén un crecimiento de sus plantillas. A la vez, las empresas que no cambiarán su plantilla crecen hasta alcanzar el 50%. El porcentaje de las empresas con intención de reducir el número de empleados disminuye incluso ligeramente.

En todo caso, todavía más del 87% de las empresas ven la situación como "buena" o "satisfactoria (en otoño eran el 93%). Se duplica la cuota de empresas con una valoración mala, hasta el 12,2%, que sigue siendo un nivel bajo en comparación y las compañías que reducen su inversión aumentan. Se reducen 18 puntos, hasta el 31,1% las que prevén un aumento de sus inversiones locales a favor de las que no cambian las inversiones previstas (44,6%). Y vuelve a crecer el número de empresas alemanas que prevén reducir sus inversiones, hasta el 16,2%.

Noticias relacionadas

Las empresas alemanas son el 12,9% del total de las existentes en España, con un total de 1.386. En 2019, este grupo de compañías facturó 81.821 millones, con lo que se situaron en segundo lugar entre las empresas extranjeras, solo por detrás de las francesas y por delante de las de EEUU. En total emplean a unas 210.000 personas. Alrededor del 45% de las compañías alemanas en España tienen su sede en Catalunya. Le sigue Madrid, con el 30%. Del total, más del 40% se dedican al comercio, en torno a otro 40%, a la industria; y casi el 20% a los servicios.

Alemania es el primer país de origen de las importaciones españolas y el segundo de las exportaciones, por detrás de Francia. El año pasado, el volumen del comercio bilateral alcanzó los 70.676 millones.